Diplomáticas, relanzamiento
septiembre 28, 2021 |

Pasa que el Estado mexicano está en un momento de plena reconfiguración institucional, lo que implica la restauración del liderazgo regional de México que mantuvo durante décadas, las del nacionalismo revolucionario, pero de la que abjuraron seis gobiernos de tecnócratas monetaristas. Casi cuatro décadas de completo desdibujamiento del Estado histórico, el periodo revolucionario que, autoritario y todo, llevaba la impronta como fierro en la frente de la justicia y capilaridad sociales.

Ayer se conmemoró la consumación de la Independencia de México. Dos accidentados siglos en los que México sufrió dos invasiones extranjeras; la pérdida de una parte significativa del territorio nacional en la primera de esas invasiones; en la segunda, la pretensión pomposa de un imperio promovido por el conservadurismo católico que mantuvo en movimiento por la República al gobierno legítimo; una revolución; una contrarrevolución –la Guerra Cristera–. Pero la época más oscura del país fueron las tres décadas de gobiernos neoliberales que lo devastaron y aun así se mueve. La decisión de abrir el edificio del Banco de México al público y la exposición La Grandeza de México en el Museo de Antropología son iniciativas que construyen una nueva narrativa de la historia de México. Una narrativa que es consciente de que el movimiento de Independencia fue iniciado por el pueblo raso y consumado por las clases dominantes criollas. Hacerlo notar y contarlo es sustantivo porque apela al pueblo como el protagonista de su historia, pese a que luego se distorsione. Aprenderlo permitirá, eventualmente, que nunca más vuelva a distorsionarse y desviarse el proyecto acortado de nación porque eso es traición.

México mantiene una buena relación con Estados Unidos pero claramente una política exterior independiente. Una nueva diplomacia que invitó al presidente del gobierno cubano como figura destacada que sería la impronta de la redefinición de las relaciones con Estados Unidos. No es extraño que el gobierno norteamericano haya declinado asistir a la celebración del bicentenario de la consumación de la Independencia.

Luego de la reunión de la Celac, hay un nuevo interlocutor en la región frente a Estados Unidos pese al propio Estados Unidos.

Las fotos del día