Migrantes enfrentan estafas y extorsión en su paso por estados de la zona sur
septiembre 25, 2021 | Sayda Chiñas Córdova

Coatzacoalcos, Ver.- En su tránsito por los estados del sur de México, los migrantes caribeños y centroamericanos avanzan pequeños tramos por autobús, caminando o pagando a particulares; los precios llegan hasta los 200 a mil pesos por persona, de acuerdo con las distancias.

El incremento en el tránsito de migrantes ha provocado que varias empresas de transporte de pasajeros o particulares brinden el servicio de traslado, en los más de 500 kilómetros de ruta que van desde Tapachula hasta Coatzacoalcos.

Los migrantes haitianos entrevistados señalaron que han ido avanzando pequeños tramos, a veces caminando y en otras ocasiones en transportes locales, sin embargo para los extranjeros el precio del boleto se duplica, por los riesgos de ser sancionados.

Muchos de ellos se transportan en autobuses o en camionetas que los trasladan en carreteras internas, lejos de los retenes. Aunque el tránsito de migrantes centroamericanos y caribeños ha bajado en esta semana, muchos de ellos llegan en autobuses, con permisos migratorios que han obtenido de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (Comar).

"Tenemos que avanzar poco a poco, ya nos ha pasado que compramos boletos y unos kilómetros más adelante nos bajan porque están los retenes de Migración, caminamos y caminamos, pero no los vemos, solo nos quitan el dinero de esta manera", dijo en entrevista Baptiste, un migrante que viaja con su familia desde Brasil.

La mayoría de estos migrantes van trasbordando en camiones de segunda desde Tapachula hasta Malpaso, en Chiapas; de ahí contratan camionetas o taxis que los llevan hasta Huimangillo, Tabasco, o Las Choapas, Veracruz; aquí el transporte es de 50 pesos para los mexicanos pero a los migrantes les cobran 200 a 300 pesos.

Desde este punto, muchos de ellos caminan hacia Coatzacoalcos ya que se han ejecutado redadas en la central camionera y en sitios de taxis, donde incluso han detenido a los choferes o son extorsionados por los policías.

"Tenemos que irnos caminando, llegan a extorsionarnos los propios policías, tenemos que pagar 200 a 500 pesos si nos ven en los transportes para no deportarnos, algunas veces nos echan la mano algunos conductores y nos cobran 50 pesos para ahorrarnos unos tramos", detalló otro de los entrevistados

Coatzacoalcos es uno de los puntos donde suelen embarcarse, aprovechando la oferta de transporte con conexiones al norte del país, donde emigra mucha de la mano de obra desempleada en la zona.

Tijuana, Ciudad Juárez, Matamoros y la Ciudad de México son los puntos con más salidas, algunos pagan hasta 2 mil 500 pesos por persona por un lugar en el autobús, cuando el costo regular es de mil 500 pesos para los Mexicanos, pero igual les pasa que los bajan en algún punto de la carretera.

"Aquí somos nadie, no hay autoridades que nos ayuden, no tenemos apoyo de nadie, por eso es que buscamos que nos den papeles para seguir nuestro tránsito, pero nos tenemos que cuidar en los retenes porque el personal de migración nos lo quita", expuso Antoine, otro migrante que busca llegar con su familia a Tijuana.

Estas unidades no cuentan con seguro de viajero y medidas de seguridad, pero son opciones más baratas que las de primera clase, además de que no tienen áreas de ascenso de pasajero, utilizan pequeños locales cercanos a las centrales camioneras.

En Acayucan, ya han ocurrido algunos conatos de bronca con los representantes de estas empresas, ya que venden pasajes pero las unidades ya llegan llenas y los extranjeros batallan mucho para que les regresen el dinero.

En este municipio, muchos de los haitianos gestionan trámites en la oficina de la Comar y en cuanto logran sus papeles para circular, buscan opciones para trasportarse. Además de estas empresas, hay familias que buscan transportarse en unidades privadas, como la que sufrió un accidente en la carretera Cosoleacaque-Tinaja, donde perdieron la vida cuatro personas y ocho más resultaron heridas.

Las primeras investigaciones de las autoridades refieren que los migrantes pagaron para ser transportados en una camioneta tipo Suburban, la cual tuvo una falla mecánica y se volcó en un pequeño barranco cerca de Acayucan. Desde este punto, su avance es más incierto ya que en las autopistas hay retenes por varios puntos, muchos de ellos son retenidos y llevados a la estación migratoria.

Las fotos del día