Siguen protestas de damnificados que no recibirán apoyos federales
septiembre 21, 2021 | Édgar Escamilla y Agencias

Cientos de personas continúan manifestándose en contra de la actuación de los llamados "Servidores de la Nación", encargados de hacer el censo de afectaciones con el cual se distribuirían los 2 mil 258 millones de pesos anunciados por el gobierno federal. Los inconformes denunciaron que siguen sin ser atendidos por los funcionarios de la Secretaría del Bienestar.

En Poza Rica, un grupo de damnificados acudió a las oficinas regionales de dicha Secretaría para tratar de entregar la documentación que acredite las afectaciones en sus viviendas, pero al no ser atendidos, se trasladaron al puente Cazones 1, donde bloquearon el paso de vehículos, ocasionando conflictos viales.

Sin embargo, quienes mantuvieron el orden y esperaron la intervención de los funcionarios, organizaron brigadas que volverán a recorrer las colonias y comunidades afectadas, casa por casa, a manera de contraloría social, para garantizar que se incluya a las familias que realmente resultaron afectadas.

Este mismo lunes, en Álamo, damnificados que fueron censados pero no incluidos en la entrega de apoyos marcharon en protesta por diferentes calles de la ciudad hasta las oficinas de la Secretaría, para conocer el motivo por el cual fueron excluidos.

Al igual que en otros municipios afectados, denunciaron que los encargados del censo beneficiaron a familiares y amigos, dejando a un lado a quienes sí sufrieron afectaciones por el paso del huracán.

En Papantla y Coyutla, tras una serie de protestas que incluyeron el bloqueo de carreteras, lograron la aprobación de un nuevo censo para incluir a todas aquellas personas que no fueron beneficiadas en la primera entrega.

Retienen a empleado de Bienestar

Habitantes de Castillo de Teayo y comunidades aledañas que resultaron damnificados por el paso del huracán Grace denunciaron que no fueron incluidos en el censo, por lo que retuvieron a un trabajador de Bienestar para exigir que se organice un segundo censo en el que se les incluya.

En un vídeo de dos minutos de duración, se puede observar al trabajador de Bienestar, identificado como Osiel, hablando por teléfono con una de sus compañeras y se escucha a los pobladores increpando que "no lo vamos a dejar ir hasta que nos censen".

Posteriormente, uno de los protestantes toma el teléfono y comienza a describir la situación: "lo que pasa es que el señor no hizo bien su trabajo, páseme a alguien que pueda atenderme… El problema es que el señor pasó a censar y donde pasó a censar no nos dio el beneficio", tras lo cual les colgaron.

Después de la llamada tanto los manifestantes como el empleado de Bienestar continuaron discutiendo y esperando a que las autoridades pertinentes se comunicaran con ellos para considerarlos en el censo, pues hay que mencionar que el presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que ya estaban todos los damnificados censados y que los apoyos se distribuirán en estos días.

Las fotos del día