Antigua casa de Doña Falla se convertirá en la Casa Museo de la Música Veracruzana
septiembre 17, 2021 | Agencias

La antigua casa de Rafaela Murillo Pérez, Doña Falla, será restaurada en su totalidad y convertida en la Casa Museo de la Música Veracruzana, con el objetivo de consolidar un espacio de creación, formación y difusión del patrimonio cultural tangible e intangible, que contribuya a fortalecer la vocación creativa del municipio.

La casa, ubicada en el Callejón de la Calavera y con una extensión de mil 446 metros cuadrados, tiene una historia de 100 años y forma parte de la vida de cientos de veracruzanos que ahí se hospedaron, pues durante medio siglo sirvió de casa de pupilos para albergar a jóvenes que venían a estudiar a la Universidad Veracruzana (UV).

La dueña de la casa, Rafaela Murillo Pérez viuda de Barbero, Doña Falla, tlacotalpeña ilustre, cuidó y orientó a lo largo de esos años a muchachos y muchachas que hospedó y alimentó. Entre ellos figuran gobernadores, funcionarios, artistas, profesionistas; mucha gente que la recuerda con cariño.

Se busca conformar un patronato al que se integren, por un lado, instituciones culturales como el Instituto Veracruzano de la Cultura (IVEC) o la UV, y por otro, figuras importantes del sector privado, para cuidar que este espacio cumpla su propósito.

Como la casa se encontraba en muy malas condiciones, la intención es restaurarla y conservar íntegramente toda su fisionomía, tanto el exterior de las fachadas, baños, así como la partida arquitectónica de la casa.

El inmueble operará como un museo temático en el que se mostrará una viñeta de la vida de las familias que habitaron la zona a principios del siglo XX, y en donde se podrán realizar exposiciones temporales y conferencias relacionadas con la promoción del patrimonio cultural de la ciudad.

En el espacio del patio se habilitará una plazoleta para instalar una serie de módulos destinados a la impartición de talleres para la promoción de la cultura y las artes regionales, con énfasis en la música tradicional del son jarocho y huasteco.

También, será importante la incorporación de actividades relacionadas con la conservación y preservación del patrimonio natural, a través de los lenguajes artísticos tradicionales y contemporáneos.

Finalmente, en la casa adjunta se construirá una cafetería y desde la plazoleta se podrá admirar la fachada lateral "que es preciosa y también estamos rescatando".

Las fotos del día