Construcción de Torre Centro causa afectaciones a una vivienda contigua
septiembre 10, 2021 | Roxana Aguirre

La familia Mozo Pastrana habita una vivienda llena de grietas, ubicada en el número 10 de la calle José Peña, a la sombra de un gigante, la Torre 500 o Torre Centro, construida desde hace poco más de dos años a espaldas del Faro Venustiano Carranza, en el puerto de Veracruz. "Ha habido varias reparaciones en principio, es la tercera vez que procede un perito, uno que contraté yo, ya ahorita viene un nuevo perito porque las grietas están más graves, algunas atravesando columnas, es lo que tengo hasta el momento, lo que se pudiera haber hecho ya se hizo, pero esto se sigue agravando", explicó Óscar Mozo Ramos, propietario.

Su esposa, Graciela Pastrana, relató que han tenido que cambiar su vida desde que comenzó la construcción, primero a vivir siempre entre el polvo, soportar los ruidos de la construcción y ahora ver cómo su vivienda comienza a agrietarse y hundirse. "Se dirige mi esposo al ayuntamiento, vuelven a venir, se hace un levantamiento, nos ha tomado fotos el ayuntamiento infinidad de veces, no vemos más que la respuesta de mandarnos albañiles para ir reparando las paredes, casi haciendo la petición de qué queremos y cómo lo queremos, no somos arquitectos", afirmó Graciela.

Saben de otros casos similares, en donde la constructora de las grandes obras se ha hecho cargo de la mudanza de la familia afectada y de derribar y volver a construir la vivienda dañada, sin embargo, no han obtenido respuesta sobre esta opción por parte de los encargados de la Torre Centro.

"Ahorita estoy muy preocupado y muy desesperado, porque son gente que puede, que tiene, me estoy enterando que uno de los socios es Yunes Linares y el alcalde es su familiar, mi desesperación es tal para buscar la ayuda del gobernador y del Presidente, para que responda esta gente, para que me tumben la casa y la vuelvan a construir, nuevamente, con los cimientos adecuados, las paredes reforzadas para el calibre como está, o en su defecto que me lo paguen a valor comercial de como estaba, no como está ahorita, porque quién va a querer una casa así", comentó el propietario de la vivienda.

El sismo ocurrido este 7 de septiembre causó temor pues la casa crujió durante el movimiento telúrico. "Ya hay miedo, anteriormente nos fueron llevando de la mano, la reparación y las cosas que se venían dando, tal vez nosotros hemos quedado rezagados y si viene otro temblor más fuerte, qué va a pasar con nuestra casa o con nuestras vidas, quién va a responder por ello", se pregunta Graciela.

Durante un recorrido que La Jornada Veracruz hizo en la vivienda se pudieron constatar las grietas que existen en los muros de la casa, que en algunos casos los atraviesan de lado a lado, incluso en paredes que ya fueron derribadas y vueltas a construir por la empresa, también las ventanas y puertas están descuadradas y las escaleras han cedido, de acuerdo con un topógrafo, al menos tres milímetros.

Las fotos del día