Truenan por despidos de docentes de la Universidad Benito Juárez
septiembre 04, 2021 | Édgar Escamilla

Poza Rica, Ver.- El despido de dos docentes y un asistente académico de la sede Huayacocotla de la Universidad para el Bienestar Benito Juárez (UBBJ) generó inconformidad entre el alumnado, quienes afirman que se violentaron los derechos de los académicos. Acusan que se trata de una acción injustificada y discriminatoria.

El 19 de julio les fue notificado a los académicos que su perfil profesional no era el adecuado, sin mayor información, dando por terminada la relación laboral, aunque en realidad solo tenían el nivel de becarios o beneficiarios sociales.

Al ser el único docente indígena en la sede Huayacocotla, Luis Alberto Cruz Hernández, uno de los afectados y quien señala ser objeto de discriminación por su origen étnico, escribió el 3 de agosto una carta en náhuatl a la Dra. Raquel Sosa Elízaga, coordinadora de las UBBJ sin que hasta la fecha haya tenido contestación alguna.

El despido de los docentes causó problemas al inicio del presente ciclo escolar, afectando la asignación de profesores en las materias de Etnoecología y Diálogo de Saberes, Historia Agraria, Ecología Política, Desarrollo: Críticas y Alternativas, Economía Ecológica Social y Solidaria, entre otras.

En una carta dirigida por uno de los alumnos en representación de sus compañeros afectados, Antonio Guerrero expresó su descontento por el despido de los docentes Luis Alberto Cruz Hernández y Jorge Alberto Cano González, así como del asistente Athziri Gutiérrez Godínez, considerando que se trató de un acto injustificado, discriminativo, absurdo e ilegal, afectando directamente la calidad de la formación académica en dicha institución.

Lamentan que no se haya tomado en cuenta la opinión de estudiantes y docentes, como se estipula en el estatuto académico para la baja de un docente, además de que al separarlos de sus funciones se está afectando el desarrollo de proyectos académicos liderados por dichos profesores.

Denuncian también que a pesar de que los estudiantes se han organizado de manera democrática han sido desatendidos por la coordinadora Sosa Elízaga, quien además habría incurrido en desacreditaciones de los docentes despedidos, lo que aseguran se contrapone con los ideales de la Universidad para el Bienestar Benito Juárez.

"El ejemplo que usted está dando a la juventud de nuestra universidad es el mismo que imperaba en el gobierno de 1968: sordo, injusto, cerrado, represivo, con miedo al cambio, queriendo controlar y manipular las jóvenes mentes que pedían un cambio, un México más justo e incluyente", reprochan los estudiantes a la coordinadora de las universidades.

Exigen detener el proceso de destitución de los docentes y personal administrativo, apegándose a lo dispuesto en el estatuto de la universidad y en la Ley Federal del Trabajo, así como la reinstalación inmediata a sus puestos de trabajo y el reconocimiento de sus derechos laborales.

Las fotos del día