Brecha en aprovechamiento educativo se incrementó con la pandemia: especialista
julio 22, 2021 | Agencias

La brecha educativa entre veracruzanos se acrecentó con la pandemia de covid-19, pero sus consecuencias pueden ser a largo plazo, advirtió Felipe Hevia de la Jara, investigador del Centro de Investigaciones y Estudios Superiores en Antropología Social (Ciesas-Golfo). Por ejemplo, aunque se aplicó la estrategia "Aprende en Casa", en Veracruz, el 75.5 por ciento de la población entre tres y 15 años de edad no cuenta con una computadora en su hogar. El estudio: "De la emergencia a la recuperación de la pandemia por la covid-19: la política social frente a desastres", elaborado por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), expone que el 60 por ciento no cuenta con Internet y casi 78 por ciento tampoco tiene teléfono, aunque el 86.7 por ciento sí tiene celular".

Sobre el tema, comentó que antes de la pandemia ya existían brechas muy importantes entre zonas urbanas y rurales, entre escuelas particulares y públicas; esas brechas en Veracruz y en el resto del país también se han agravado en la medida en que para acceder a la escuela se debe tener conectividad y un dispositivo para ello. "Los aprendizajes que no se aseguraron este ciclo escolar tienen consecuencias, estos niños en cinco años más van a tener bajos resultados en la secundaria, no van a querer seguir estudiando y no van a encontrar trabajo o al menos bien remunerado", explicó el investigador.

El doctor en Antropología consideró que si bien el modelo "Aprende en Casa" funcionó "dentro de lo que cabe" para cerrar el año en el ciclo 2019-2020, hay encuestas que advierten que la selección de la plataforma de televisión fue menos exitosa de lo que se pensaba porque poca gente siguió sus clases por medio de la televisión, la mayoría siguió las clases por WhatsApp. "Los niños a quienes menos mal les fue fueron aquellos que tenían acceso a una plataforma educativa por Internet; los niños que recibían clases por Zoom les fue en general mejor que a los niños que solo recibían clases por WhatsApp y ahí empiezan las brechas educativas grandes. Los niños que tienen acceso a la computadora y pudieron seguir un programa más establecido sí muestran pérdidas menores que los niños que no tuvieron acceso a las computadoras".

De manera general, el estudio del Coneval señala que el 24.3 por ciento de los niños, niñas y adolescentes en Veracruz enfrenta un rezago educativo, que ubica a la entidad en el quinto lugar a nivel nacional entre los estados con mayores rezagos, pues el promedio nacional es del 17.3 por ciento.

Autoridad educativa debe resolver la conectividad

Por ello, Hevia de la Jara expone que ahora la respuesta de la autoridad educativa tendría que ser "doble", para resolver cómo dotar de conectividad a esos niños que hoy en día no están conectados; es decir, que se incremente la conectividad de pueblos, rancherías, localidades rurales y urbanas a las que no llega el Internet, no llega con una buena cobertura o que llega pero no hay capacidad económica para poder tener el servicio.

"Se requiere que el gobierno haga un esfuerzo para asegurar que la mayor cantidad de niños posibles tengan acceso a Internet y dispositivos para hacerlo. El acceso a la computadoras es muy limitado, a veces los celulares o computadoras son del papá o la mamá y los utilizan para trabajar o para uso personal y los niños se quedan sin mucha posibilidad de poder usarlo para su educación; ese tema no se resuelve en un mes".

Adicionalmente, se debe buscar una herramienta que sea más acorde y adecuada para las circunstancias en el estado y en el país. Comentó que una de estas herramientas sería combinar actividades presenciales, especialmente en zonas rurales en donde se puede mantener condiciones de sana distancia.

"Lo que proponemos y se ha hecho en otros países es crear estas acciones –sobre todo en zonas rurales– es tener actividades combinadas de aprendizaje, híbridas o mixtas, y donde sí puedan ir a encontrarse presencialmente los niños, sería lo más realista. Las investigaciones que se han hecho en muchos países pero incluido en países como Chile o Argentina que abrieron las escuelas con cierto nivel de pandemia muestran que éstas no fueron focos de infección; en Chile solo se contagió dentro de la escuela el 0.04 por ciento de los niños, era más seguro en la escuela que en un camión. Ese tipo de evidencias es muy importante para el caso mexicano".

Las fotos del día