Tamaulipas, hipótesis
junio 22, 2021 |

La masacre impensada, aleatoria, solamente en apariencia no tiene sentido. El mensaje es contundente y el destinatario parece claro si nos atenemos al hecho de que la seguridad pública en Tamaulipas está a cargo de un Mando Único de fuerzas federales. Es la reacción mafiosa de un gobernador que comparte credos y métodos con el infausto Felipe Calderón.

Un acto terrorista que permitiría voltear la atención y presión pública sobre el gobierno federal toda vez que hace mucho tiempo que Tamaulipas funciona bajo la modalidad del Mando Único, y que hace meses está a cargo exclusivamente de las fuerzas federales. Esto es Guardia Nacional, Marina Armada y Ejército.

Cabeza de Vaca comparte ideología y estilo con el ex presidente Felipe Calderón. Pertenecen a la misma cepa. Esto es, a la misma cepa de neoliberales que entraron en connivencia con los corporativos criminales. Con uno o con varios. Por eso la vehemencia con la que Felipe Calderón lo defiende y acusa persecución política. Cabeza de Vaca junto con Felipe Calderón y Peña Nieto son goznes sobre los que giran las relaciones del Estado mexicano con el crimen organizado. Del narcoestado mexicano, del Estado fallido que fuimos durante la docena de años que gobernaron en tándem. Primero uno y luego el otro. Tan lindos. PRIAN, eufemismo mexicano que alude a un modelo de gobierno oferente y dúctil al interés privado siempre y cuando le unten la mano.

Las fotos del día