En Zongolica, abogados atienden asuntos afuera del Juzgado; no permiten el paso
junio 19, 2021 | Agencia La Nigua

Zongolica, Ver.- Mientras que los juzgados del Distrito Judicial de Orizaba ya abrieron sus puertas al público incluyendo a los profesionales del Derecho, en Zongolica, por órdenes del juez Rodrigo Ceballos Magaña, se sigue sin obedecer las disposiciones del Tribunal Superior de Justicia de abrir las puertas, pues que desde hace un año que comenzó la pandemia prohibieron la entrada.

Sobre este tema, ciudadanos mencionaron que en los juzgados de Orizaba desde hace 30 días ya se permite la entrada a las mesas de atención, guardando la sana distancia, así como el uso del cubrebocas, mientras que en Zongolica la situación es peor, ya que todo lo relacionado en este edificio se atiende en las banquetas.

En muchos de los casos las promociones de sus abogados se hacen afuera, lo cual es incómodo en esta temporada de lluvias.

Expresaron que el mal carácter del encargado de atender el citado Juzgado evita muchas veces que un ciudadano se entreviste con el juez.

Lamentaron que bajo el pretexto de la pandemia, el encargado de aplicar la justicia no los escucha ni a ellos ni a sus defensores.

Por ese motivo, los ciudadanos de Zongolica y municipios serranos enviarán un escrito al Tribunal Superior de Justicia a fin de solicitar orden la apertura de del Juzgado, ya que sus casos ventilados en ese lugar han sufrido un notable atraso, cuyos afectados son ellos directamente.

Vacunación en penal de Zongolica

Como parte de las estrategias para combatir la propagación de la pandemia del covid-19, el sector salud a través de las brigadas de vacunación han acudido al penal de Zongolica para comenzar a vacunar a las personas adultas que cumplen una condena en el Centro de Reinserción Social.

En la primera etapa vacunaron a 22 internos de 60 años, 20 más a quienes tienen de 50 a 59 años, en tanto que a 32 de 40 a 49 años, faltan por vacunar a 68 internos cuyas edades oscilan de 18 a 39 años.

En total son 131 los internos que cumplen una condena en el penal de Zongolica, por lo que la instrucción es que todos reciban la vacuna.

Sobre este tema, el director del centro penitenciario, Daniel Rosas, mencionó que en efecto a pesar de que estas personas se encuentran cumpliendo una sentencia ante la ley, esto no significa exentarlos de sus derechos humanos, como es garantizarles el acceso a la salud, que les permita tener una vida digna dentro del penal.

Inclusive, agrego, reciben atención médica, contando además con medicamentos, gracias a personas altruista que les entregan para su consumo.

Las fotos del día