Pendientes, terrenos donde se asentarán parques industriales a lo largo del CIIT
junio 14, 2021 | Sayda Chiñas Córdova y Agencias

Coatzacoalcos, Ver.- El gobierno federal no ha logrado concretar los cinco parques industriales del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT) y trabajan a marchas forzadas para comprar los terrenos ejidales, por el momento la Secretaría de Marina (Semar) blindó el área del ferrocarril para evitar más robos.

Rafael Marín Mollinedo, director general del CIIT, dio a conocer que aún no hay fecha para el anuncio de los incentivos fiscales, ya que primero se deben tener todos los terrenos para los parques industriales que se proyectaron desde el plan de manejo.

Expuso que la indicación del Presidente es tener todos los terrenos y evitar especulaciones, sin embargo, aún no se ha logrado avanzar en las negociaciones con los ejidos de Oaxaca donde hay más problemas con las comunidades y se mantienen las consultas con los pueblos originarios, para tratar de llegar a un acuerdo.

En el caso de Veracruz, ya se cuentan con todos los terrenos y en dos de ellos, Gavilán de Allende y Coatzacoalcos 2, además hay interés de los inversionistas para establecer algunas empresas, principalmente del área de la agroindustria.

Expuso que en las próximas semanas se va a lanzar la licitación para la construcción del acceso ferroviario a la ampliación del Puerto, del lado de Pajaritos, y también para la compra de las grúas de carga que se usarán para el trasvase de mercancías, ya que los dos puertos no tenían infraestructura para la carga de contenedores.

Por otro lado, el funcionario indicó que la Semar ya blindó las zonas donde se han cometido robos de mercancías e intentos de extorsión por parte de grupos delincuenciales. Marín Mollinedo indicó que el CIIT será una empresa paraestatal donde el 50 por ciento de los activos lo manejará la Marina, por eso como dueños se les dio la autoridad para empezar a tomar el control de la zona.

Dijo que la Semar ya comenzó a establecer sus bases y sus operaciones a lo largo del corredor que conforman los puertos de Coatzacoalcos y Salina Cruz y además ya empezaron a acompañar a las empresas que trabajan en la vía del tren.

Retroceso salarial real de 1.45% en mayo: Inegi

En mayo el promedio real de los salarios contractuales sufrió la caída más acentuada desde octubre de 2018, cuando se observó un resultado negativo, de acuerdo con estadísticas oficiales. En el quinto mes del año, el poder adquisitivo de los trabajadores no reflejó mejoría, como sucedió hasta marzo.

Aunque el promedio de las 524 revisiones contractuales que fueron renegociadas en la jurisdicción federal mostraron un incremento nominal de 4.4 por ciento, al descontar el efecto de la inflación resultó un retroceso de 1.45 por ciento real, según datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS).

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), durante el quinto mes del año la inflación fue de 5.89 por ciento a tasa anual, por lo que se colocó fuera del margen objetivo del Banco de México (BdeM), el cual es 3 por ciento con un intervalo de un punto porcentual hacia arriba o hacia abajo.

Racha de 29 meses

El dato negativo es el más acentuado desde hace 31 meses, pues en octubre de 2018 fue la última ocasión que se reportó una contracción de 1.04 por ciento tras descontar el efecto de la inflación de ese periodo.

El incremento promedio nominal de las revisiones contractuales en los primeros cinco meses del año es de 4.7 por ciento, aunque el promedio real es un retroceso de 0.16 por ciento, según la STPS.

En los tres primeros meses de 2021 el poder adquisitivo de los trabajadores no mostró un deterioro, aunque en el primer trimestre el promedio real se ubicó por debajo de uno por ciento. Entre noviembre de 2018 y marzo de 2021 el poder adquisitivo de los trabajadores mejoró, por lo que el periodo de 29 meses se convirtió en el lapso más largo en el que el poder adquisitivo de la población mejoró.

En 2017 los salarios contractuales observaron un deterioro como consecuencia de la liberalización de las gasolinas realizadas durante el sexenio de Enrique Peña Nieto. Del total de revisiones contractuales hechas en mayo, 517 corresponden a empresas de la iniciativa privada, mientras las siete restantes al sector público.

Más de 152 mil trabajadores de empresas privadas recibieron un incremento promedio nominal de 4.9 por ciento, que al descontar el efecto de la inflación resultó en un retroceso de 0.93 por ciento real. Mientras 87 mil 752 trabajadores del sector público, la mayor cantidad en los cinco primeros meses del año, obtuvieron un incremento promedio de 3.4 por ciento nominal, que se traduce en una contracción de 2.35 por ciento real.

Por actividad, 16 trabajadores de las industria de aceites y grasas vegetales obtuvieron el mayor aumento real, que fue de 3.11 por ciento. En contraste, la industria cinematográfica no obtuvo incremento nominal, por lo que dicha acción se reflejó en una contracción de 5.57 por ciento real.

Las fotos del día