Denuncian violencia obstétrica en el IMSS
junio 04, 2021 | Roxana Aguirre y Agencias

"Mi bebé estuvo a punto de morir": Mireni Palacios; fue bien atendida, responde el Instituto

El bebé de Mireni Palacios estuvo a punto de morir en su vientre, ella señala directamente a los médicos de la Clínica Número 71 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde fue víctima de violencia obstétrica .

"Tuve un trato deficiente, violencia obstétrica, burlas y si no hubiera sido porque nos salimos de ahí el bebé se muere, llevaba una infección, salida de líquido abundante, salida de coágulos, y aun así hicieron que tratara de tener el bebé normal [...] al entrar le di los buenos días y no me contestó, me revisó a las 7:30 de la mañana, me aseguró que estaba bien, a esa hora le dijo a sus residentes que la obesidad era la primera causa de impedimento para ese tipo de estudios sin importar el estado físico de las personas", narró Mireni.

Durante el tiempo que estuvo en la Clínica, en varias ocasiones les comentó a los médicos y a los residentes que sentía que la vida de su bebé estaba en peligro, sin ser escuchada, por lo que pidió su alta voluntaria tras varias horas de estar hospitalizada.

"Al ver a los dos doctores, ginecólogos ahí enfrente y que no te revisen, sabes qué, tengo que salirme de aquí porque no quiero ser otra más de la estadística [...] cuando me dicen que sí, que tengo tres y media contracciones en 10 minutos, cuando veo que de verdad no me van a hacer caso por más que les diga que el bebé se está moviendo menos, que el monitor sonaba, se prendía y luego dejaba de escucharse y me decían que era normal, en ese momento es cuando digo me voy, denme mi alta voluntaria por favor [...] Escuché: vas a ver el problema que vamos a tener si ella se llega a ir y tiene al bebé en la ambulancia, ahorita con su alta vas a ver el papeleo que se va a tener que hacer; a lo que el doctor contestó: si se quiere ir déjala que se vaya en su coche".

Mireni esperó hasta que llegó la ambulancia, los paramédicos cuestionaron a los doctores respecto a los medicamentos que recomendaban para seguirle administrando en el camino, sin embargo, no obtuvieron información pues se negaron a dárselas, señalaron que ni ella ni el bebé eran ya su responsabilidad.

Cuando llegó a una clínica particular Mireni fue operada de emergencia, pasó menos de media hora, solo el tiempo en el que recibió la anestesia.

"La doctora sacó al bebé, ella misma lo hizo porque sabía que el bebé no tenía casi líquido, y me imagino que sabía sobre el desprendimiento de placenta [...] ya estando en el cuarto, mi esposo me confesó: el pediatra me dijo que si llegábamos un poquito más tarde el bebé se hubiera muerto y que tú ibas por el mismo camino, porque tu matriz estaba llena de coágulos, al bebé le hicieron un lavado gástrico porque tragó mucha sangre", explicó.

Ahora ella solicita al IMSS el pago del dinero que tuvo que invertir para poder ser tratada en un hospital privado, luego de que no obtuviera la atención que requería.

Mireni invitó a todas las mujeres a no quedarse calladas ante este tipo de violencia, que no es tan conocida y se llega a normalizar. "No debemos quedarnos callados, no debemos permitir ese tipo de violencia que aunque no sea de golpes es hacia la persona, hacia un bebé que no ha nacido, son burlas, siempre que puedan alcen la voz", afirmó.

Señaló que nadie tiene que pasar a ser una más de la estadística, por eso invitó a denunciar este tipo de tratos.

Respuesta del IMSS

El Instituto Mexicano del Seguro Social respondió a la queja de la derechohabiente Mireni Palacios a través de un comunicado de prensa, en donde niegan que haya habido deficiencias en la atención: "La paciente fue atendida debida y oportunamente de acuerdo con la Guía de Práctica Clínica Médica, sin embargo, ella optó por solicitar su alta voluntaria para atenderse en un hospital privado", destaca el comunicado.

También inició la investigación interna: "Asimismo, se indica que se inició la investigación interna pertinente para el deslinde de responsabilidades. El IMSS en Veracruz Norte reitera su compromiso de velar por la salud de todos sus derechohabientes".

Incumplen plazos en compras consolidadas de medicamentos

Terminó mayo sin que la compra consolidada de medicamentos e insumos gestionada por la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (Unops, por sus siglas en inglés) para abastecer al sector público en 2021 se cumpliera conforme a lo inicialmente planeado.

Primero se proyectó que abastecieron lo adquirido en abril, después la entrega de fármacos e insumos se aplazó a mayo y ahora se calcula que la entrega comenzará en junio y continuará los siguientes meses.

El 5 de octubre del año pasado, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y la Unops, organismo descentralizado de la ONU, anunciaron que para 2021 se adquirirán 2 mil 400 claves de fármacos e insumos, pero al 27 de mayo pasado, la Secretaría de Salud (SSa) reportó que ha contratado 730 claves.

Planearon además adquirir más de mil 565 millones de piezas de medicamentos e insumos, pero, según la SSa, se han comprado 724 millones de piezas, es decir, faltan aún 841 millones.

"El gobierno dice que contrataron 730 claves por 724 millones de piezas, pero no hay un solo contrato firmado por eso. Lo sabemos porque los laboratorios, a lo largo de la semana pasada, aseguran que solo les han llegado notificaciones de que les estarían autorizando esas claves", señaló Enrique Martínez, director del Instituto de Investigación e Innovación Farmacéutica (Inefam).

El experto aseguró que los laboratorios recibieron oficios en los que se establece que tienen cinco días hábiles para aceptar, y entonces comenzar el proceso de contratación.

"Hasta que se tenga contrato se produce, entonces cuando produzcan ya podrán entregar a Unops y ésta tendrá que observar que se les entregue a operadores logísticos para que estos empiecen a entregar. Falta muchísimo camino y el [gobierno] ya lo da por hecho", señaló.

El consultor aseguró que los 43 mil 278 millones de pesos que se han dado a la Unops, lo cual representa más de 75 por ciento del pago total, no han sido demostrados por el Insabi, ni confirmado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

"De ese dinero no han pagado ni un solo proveedor", agregó.

Indicó que al gobierno federal le restaría un monto de 13 mil millones de pesos para pagar el material a la Unops.

De acuerdo con Martínez, anualmente el sistema público de salud requiere aproximadamente mil 700 millones de piezas de medicamentos.

Jorge Alcocer, secretario de Salud, aseguró que el monto de 43 mil 278 millones de pesos fue cubierto por el gobierno entre agosto de 2020 y mayo de 2021.

El funcionario anunció además que el abastecimiento de la Unops de este primer ejercicio de compras consolidadas mediante el organismo internacional comprenderá un periodo de 12 meses, de junio de 2021 a junio de 2022.

Indicó que anteriormente la Ley de Adquisiciones no permitía que el gobierno de México buscara mecanismos de colaboración con organismos internacionales, como la ONU, para la adquisición de bienes para la salud.

"Entonces se cambió la ley. Hace un año se presentó, discutió y aprobó la reforma al artículo 1º de la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Sector Público", recordó.

Las fotos del día