Disléxicos
mayo 22, 2021 |

Félix Fernando García, panista presidente de la Mesa Directiva del Congreso de Tamaulipas, dijo que está en contra de que el presidente López Obrador se reúna con ministros de la Corte, porque no es una situación bien vista, aunque coincidió en que debe ser el máximo tribunal el que se pronuncie si el mandatario tiene o no fuero.

Es habitual que las intervenciones de la oposición, especialmente las panistas, tengan la intención de desvalorar las intenciones y decisiones del gobierno de la 4T. Se entiende que ése es uno de los aspectos de las tareas de opositor pero sucede que con mucha frecuencia la intención de la oposición panista quede como letra muerta no tanto por la acción del gobierno como por el hecho de que los representantes panistas no tienen idea precisa de lo que se está hablando. Sea por un problema de corta comprensión de lectura o por falta de lenguaje.

El Presidente se reúne con los ministros de la SCJN para exponerles la intención y contenidos de la reforma energética que impulsa su gobierno. Esto es una política energética que ponga por delante el interés de los gobernados, la nación, y no los intereses privados de empresas extranjeras, especialmente españolas, que a lo largo de los últimos años han dado cabal prueba de venalidad.

En la conferencia mañanera de ayer el presidente dejó claro que a su gobierno le importa mucho que los jueces de la SCJN conozcan de manera directa el porqué de nuestra actuación los por qué de la ley eléctrica o los por qué la ley de hidrocarburos". Tiene sentido.

Pero el obnubilado sitiado panista entiende poco y mal, si acaso, la información que le llega. Sin mayor información, interpreta que el Presidente y los ministros de la Corte se reunirán para "grillar" en torno a enredo tamaulipeco.

Frente a ello, es muy probable que en el origen de los desencuentros del panismo tamaulipeco y el gobierno federal resida no tanto en diferendos políticos, de políticas públicas e ideológicos, como en las limitaciones de compresión de lectura de los personeros panistas. Después de todo no habría porque extrañarse por ello, los panistas parecen estar bastante satisfechos de tener un expresidente balbuceante por limitaciones cognitivas y otro expresidente balbuceante por dipsomanía.

Las fotos del día