Candidatos, indiferentes al dolor de las familias de desaparecidos: Mujeres
mayo 10, 2021 | Agencias y Fernando Inés Carmona

Veracruz, segundo lugar nacional en feminicidios y embarazos no deseados: Marea Verde

Martínez de la Torre, Ver.- Frente al palacio municipal desde donde gobierna el alcalde José de la Torre Sánchez, un grupo de mujeres integrantes del colectivo Sororidad, Tinta y Fuerza se manifestó para exigir a las autoridades de los tres niveles de gobierno: federal, estatal y municipal, que paren la violencia; y a los candidatos y candidatas a cargos de elección popular les enviaron el mensaje de: "Te cambio mi voto por mi hermana desaparecida".

Las mujeres sostuvieron una lona con una dimensión de 10 metros de largo en la que escribieron leyendas de reclamo por la falta de atención y seguimiento a las carpetas de investigación iniciadas en la Fiscalía General del Estado (FGE), tras las desapariciones y asesinatos de mujeres ocurridos en Martínez de la Torre, Tlapacoyan y San Rafael.

La lona tenía escritos de "Te cambio mi voto por mi hermana desaparecida", "Esos que te ofrecen tinacos, láminas y despensas a cambio de tu voto son los mismos indiferentes con nuestro dolor", "No estamos solas, estamos enojadas".

Las manifestantes expresaron que el plantón se hizo este domingo previo al Día de las Madres con el propósito de recordar a las mujeres víctimas de desaparición y feminicidios, y que hasta ahora las familias no han podido obtener justicia.

"La Fiscalía de Martínez de la Torre sigue sin atender los hechos; sigue revictimizando a quienes acuden a pedir ayuda, y lo peor es que no se tienen avances en las investigaciones, como es el caso de Rocío Juárez, que tiene dos meses de desaparecida. De plano (la Fiscalía) ya no contesta las llamadas", expresaron.

Otro caso es el de María Esther, mujer asesinada en la comunidad Independencia en Martínez de la Torre y días después detuvieron al agresor porque él fue víctima de un delito y pidió ayuda a la policía municipal.

Cecilia es otra mujer asesinada en Martínez de la Torre, fue encontrada en las orillas del río con evidentes huellas de violencia, desnuda y violentada en su intimidad por los medios de comunicación.

También la manifestación fue para recordar que Kassandra Lozada Romero desaparecida el 29 de marzo en el municipio de San Rafael; y más de 45 días después no se ha vuelto a saber de ella.

En la protesta también se pidió justicia por el feminicidio de Ana Arely Bustos Vásquez, de 28 años, su cuerpo fue localizado la tarde del 8 de enero en la zona conocida como Las Tres Cruces, en la localidad de La Palmilla, perteneciente al municipio de Tlapacoyan.

Ana Arely había sido reportada como desaparecida desde el 29 de diciembre de 2019; sin embargo fue asesinada y su cuerpo localizado con huellas de violencia en un plantío de cítricos, se sospecha que el agresor pudo ser su ex pareja.

Finalmente, las manifestantes exigieron a la FGE a cargo de Verónica Hernández Giadáns que se dé seguimiento a las investigaciones y se detenga a los culpables.

Veracruz, segundo lugar nacional en feminicidios: Marea Verde

Veracruz debe cargar con el segundo lugar nacional en asesinato de mujeres, muchas de ellas madres de familia que dejan en la orfandad a sus hijos. Algunos de sus casos son muy representativos porque fueron ultimadas bajo condiciones salvajes; además el estado ocupa también el segundo lugar nacional en embarazos de adolescentes, algunas de ellas, abusadas sexualmente, incluso por familiares cercanos como padres, hermanos, tíos o abuelos. "No hay nada que celebrar en el Día de las Madres", advirtió Luz María Reyes Huerta, representante del colectivo Marea Verde, Altas Montañas.

Hoy, dice, "otra forma de honrar a la maternidad es creando redes solidarias. En México, no lo olvidemos, hay decenas de miles de mujeres cuyos hijos, hijas, están desaparecidas y necesitan urgentemente nuestro apoyo. Tan solo en Veracruz, de enero a marzo, se han registrado 162 desapariciones de niñas y mujeres. Hoy esas madres que buscan a sus hijas, hijos, no tienen nada que festejar".

Y qué decir de los feminicidios, continúa, "Veracruz ocupa el segundo lugar en el país. Esos feminicidios no son números, son mujeres, muchas eran madres. Un ejemplo. Adriana Beatriz, cuyo cuerpo fue hallado en una maleta dejó 2 hijos. Andrea, fue golpeada hasta morir a manos de su pareja y frente a su hijo; Ana Arely, muerta atada a un árbol, dejó 4 hijos; Miriam Guadalupe, golpeada hasta morir por quien decía amarla, deja a un hijo. Y así muchas más que han dejado a infantes en orfandad".

Por eso sostiene: "No podemos celebrar a todas las maternidades, porque desde el feminismo abrazamos la maternidad con el mismo ahínco con el que defendemos el aborto; porque hoy estamos aquí, para generar conciencia sobre la maternidad. Queremos para todas una maternidad libre, voluntaria, gozosa y apoyada, y si una mujer decide no serlo (debe tener) toda la facilidad para poder disponer de su cuerpo".

"No todas las maternidades fueron deseadas –reiteró– porque hay embarazos de métodos anticonceptivos fallidos. Embarazos de violaciones y no solo de desconocidos, muchas fueron violadas en sus relaciones de pareja. Muchas no se dieron cuenta de que estaban embarazadas hasta ya muy avanzada la gestación. Muchas fueron coaccionadas para ser madres, y después abandonadas".

Veracruz, ocupa el segundo lugar a nivel nacional con más de 20 mil embarazos anuales en adolescentes, "en un contexto de desigualdad de género como el nuestro, resulta imposible saber cuántas de estas adolescentes han decidido de manera deliberada ser madres (y cuántas) obligadas, pues fueron producto de coacción o violencia sexual. Las niñas son niña. Deben jugar, no parir; las niñas no son madres".

"Las maternidades feministas –agrega– son aquellas que reivindican ‘maternar’ de forma libre, que rompen con la romantización de ser madre, que crían para que no se reproduzcan los estereotipos de género, raza y clase; que tienen inseguridad, miedos y dudas y que las asumen. Que exigen que la maternidad se politice y sea colectiva, y que luchan políticamente, cada una desde sus trincheras".

"La maternidad y la crianza feminista son de vital importancia a la hora de acabar con la sociedad patriarcal. Con madres libres y feministas se tienen hijas e hijos libres, con capacidad crítica y consciente de las decisiones que toman".

"Cuando una mujer es feminista y decide ser madre, ella, bajo sus propios criterios, cuestionamientos, creencias y contextos, debe ser quien tome las decisiones, quien tenga toda la autonomía para llevar a cabo sus elecciones. El feminismo llegó para romper paradigmas y este 10 de mayo es uno de esos; las feministas jóvenes, son las llamadas a cambiar esos paradigmas porque la maternidad será deseada o no será", finalizó.

Las fotos del día