Depredadores
abril 21, 2021 |

En los últimos treinta años el estado de Veracruz ha perdido más del 30% de su masa forestal. Esto es resultado de la larga explosión inmobiliaria que ha devastado las reservas territoriales urbanas, y de la extensión del desmonte para ampliar áreas para la ganadería y la agricultura.

La deforestación es un fenómeno complejo que durante la era neoliberal fue dominado por la especulación urbana y por la industria alimentaria. Como con el resto de los asuntos de país, los saldos dejados por la noche neoliberal son devastadores.

Es el caso de la desecación de la laguna El Farallón, que no ha obedecido al estiaje sino a la acción humana que vio en el cuerpo de agua la salvación de no pocos animales. Se entiende, quién sabe si se justifique. No así en el caso de la otra causa de la desecación: la deforestación sistemática y decidida, ya sea con fines especulativos, ya productivos.

Por otro lado, ha sido también determinante la deliberada dejadez de los gobiernos del régimen anterior empecinados en minar la capacidad rectora del Estado para cuidar del interés general.

La deforestación masiva tiene nombres y apellidos responsables harto conocidos, cosa de preguntarles cómo fue que lo permitieron.

Detrás de cada fenómeno de irracionalidad económica, está la nefasta racionalidad neoliberal obsesionada por la ganancia de los privados antes y por encima del interés público.

Devastaron a la nación.

Las fotos del día