En el sur, se suman médicos rurales del IMSS a exigencia de vacunación
abril 20, 2021 | Sayda Chiñas Córdova

Coatzacoalcos, Ver.- Los médicos de las unidades rurales representan el personal sanitario más olvidado de la pandemia. A un año de haber iniciado la contingencia apenas recibieron cubrebocas, reutilizan el material de protección que les donaron y atienden con carencias de medicamentos.

Los médicos y enfermeras, la mayoría de ellos recién egresados, están trabajando en las unidades médicas que tiene el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en el esquema del programa de Bienestar que implementó el gobierno federal.

Todo este personal trabaja y vive en sus unidades médicas, ya que muchos de ellos atienden en zonas que están muy alejadas de las ciudades y tardan hasta cinco a seis horas para trasladarse hasta sus hogares.

A un año de que inició la contingencia por coronavirus señalaron que solo les entregaron caretas y ellos tuvieron que comprar sus cubrebocas para seguir dando servicio. Hasta hace un mes, les enviaron material.

Entrevistados en una protesta que hicieron frente al palacio municipal de Coatzacoalcos para exigir ser considerados en el esquema de vacunación, relataron que muchos de ellos tienen entre tres y seis meses en que no han dejado las unidades médicas ya que temen contagiar a terceros.

Una de las médicas entrevistadas dijo que ellos tienen que atender principalmente a personas de la tercera edad y mujeres embarazadas, dos grupos de alto riesgo de desarrollar cuadros de coronavirus más graves.

"Podemos enfermarnos como médicos o tener cuadros asintomáticos y enfermar a terceros; por eso estamos pidiendo que nos tomen en cuenta. No somos médicos particulares somos (doctores) que trabajamos para las estructuras del gobierno", sostuvo uno de los manifestantes.

Debido a esto, han tenido que mantener la sana distancia aun con sus familiares, ya que la movilidad en camionetas mixto rural o camiones, aumenta la posibilidad del contagio, por eso han tenido que pasar hasta seis meses viviendo en sus lugares de trabajo

Además, cuando van a sus hogares relataron que todo el tiempo usan cubrebocas para evitar posibles infecciones.

Refirieron que a pesar de que son el personal sanitario de primer contacto, el gobierno federal no los considera en la primera línea de atención aun cuando ellos se enfrentan a varios cuadros de infecciones respiratorias.

"En las zonas rurales hemos tenido un incremento de enfermedades gastrointestinales, es uno de los síntomas de cuadros del nuevo coronavirus. Son personas que presentan varias sintomatologías leves que nos da una idea de que el virus esta circulando por las comunidades", refirió uno de los entrevistados.

Comentaron que además de los problemas por la pandemia, los consultorios del IMSS-Bienestar no cuentan con suficientes medicamentos para la atención de los pacientes, además tampoco les han surtido de vacunas del cuadro básico para infantes.

Son alrededor de 80 médicos de la zona rural del sur de Veracruz y aproximadamente otras 100 enfermeras las que están laborando en estas malas condiciones, pese a esto no han dejado de cumplir con su trabajo.

Esta es la tercera manifestación de médicos que se han registrado en el sur de Veracruz. Antes de ellos fue el personal del Issste en Minatitlán y de las unidades médicas del IMSS de Coatzacoalcos.

Las fotos del día