Distribuidoras de glifosato siembran rumores para causar miedo, acusan
marzo 25, 2021 | Norma Trujillo Báez

Ante el rumor que empiezan a esparcir las empresas distribuidoras de glifosato, que habrá menos producción agrícola y posibilidades de hambruna en México, cafeticultores piden que se cumpla el decreto presidencial para evitar el uso del herbicida, ya que provoca fuertes enfermedades en el ser humano, por lo que las organizaciones cafeticultoras del sur del país se comprometen con la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) a demostrar que hay mejor calidad de café y que pueden apoyar para mejorar la producción sin químicos.

El decreto presidencial, señalan, responde a las demandas de muchas organizaciones campesinas, indígenas y de grupos de la sociedad civil para que ya no se utilicen en la producción agrícola y de alimentos productos tan dañinos a la salud humana y al medio ambiente.

Con el glifosato ya se ven daños a la salud humana de los productos que utilizan agroquímicos tóxicos y por la comida chatarra que enferman más a la población mexicana y generan daños tan evidentes como las mayores muertes por afectaciones también del covid-19.

Por eso las organizaciones cafetaleras piden se vence con la instrumentación de las medidas que se señalan en el decreto presidencial y que deben llevar a la erradicación del uso del glifosato para el 2024.

Sin embargo señalan que el Consejo Nacional Agropecuario (CNA) representa los intereses de empresas, productores y personas que se benefician con la compra, distribución y aplicación del glifosato, se preparan para descarrilar la aplicación del decreto presidencial, utilizan argumentos diciendo que al no utilizar este producto se tendrá una caída fuerte de la producción agrícola y mayores costos de producción y tratarán de generar en la sociedad temores que vendría una situación catastrófica y de hambruna.

En el sector cafetalero de México participan cerca de 510 mil productores de café y no menos del 85 por ciento son indígenas de 25 grupos diferente, la mayoría tienen no más de una hectárea con café y un 95 por ciento de los cafetales tienen árboles de sombra que proporcionan beneficios ambientales como la protección a la biodiversidad y los suelos en las cuencas hidrológicas, por lo que la Coordinadora Nacional de Organizaciones Cafetaleras (CNOC) se puede demostrar que en la producción orgánica y convencional se puede aumentar la producción de café sin usar productos tóxicos.

Las fotos del día