Feadle debe agotar líneas de investigación en el asesinato de Regina Martínez: ONG
marzo 18, 2021 | Norma Trujillo Báez

Las organizaciones en favor de la libertad de prensa exhortan a la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (Feadle) a ejercer su jurisdicción en el caso de Regina Martínez con el fin de avanzar en la investigación. Para descubrir la verdad y obtener justicia, porque este crimen constituye un grave crimen que ha tenido un impacto considerable en el derecho a la información, a la libertad de expresión y a la libertad de prensa que tuvo lugar Veracruz, en el que las condiciones para el ejercicio de dichos derechos eran adversas.

En un nuevo informe de Free Press Unlimited (FPU), "El asesinato de Regina Martínez Pérez: Una oportunidad para la Justicia", señala en sus conclusiones que la Feadle debe agotar todas las líneas de investigación de acuerdo con sus propios protocolos internos y explorar la posible relación entre el asesinato y los grupos del crimen organizado y los funcionarios públicos de Veracruz.

Las organizaciones piden revisar exhaustivamente todos los errores encontrados en el proceso realizado a nivel estatal. Al hacerlo, la Feadle debe explorar cualquier complicidad entre los autores del asesinato y los inspectores estatales.

Leon Willems, director de Free Press Unlimited, afirma: "El asesinato de periodistas es el crimen más seguro del mundo: en nueve de cada diez casos, quienes cometen el crimen salen impunes. Para romper el ciclo de impunidad, las autoridades mexicanas deben intensificar sus esfuerzos para garantizar justicia a Regina Martínez".

Joel Simon, director ejecutivo del Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ, en sus siglas en inglés), declara: "México ha sido durante mucho tiempo uno de los lugares más peligrosos para ejercer la profesión de periodista. Las autoridades mexicanas deben hacer todo lo posible para abordar la impunidad y llevar ante la justicia a quienes asesinan a periodistas. La reapertura del caso de Regina Martínez es un paso importante en esa dirección".

Christophe Deloire, secretario general de Reporteros sin Fronteras (RSF), expone: "Regina Martínez era una periodista valiente que murió por decir la verdad. Su asesinato debe resolverse y hacerse justicia".

En el informe se señalan varias pistas que convendría investigar en profundidad:

1.-La condena del principal sospechoso del asesinato, Jorge Antonio Hernández Silva, se basa en una confesión que se obtuvo en circunstancias muy cuestionables. Durante nuestra investigación, el sospechoso declaró que fue detenido ilegalmente un mes antes de realizar la confesión y recibió instrucciones específicas de la policía con respecto al contenido de ésta. Asimismo, declara que fue torturado para que diese su confesión oficial.

2. La investigación también plantea serias dudas sobre la precisión y fiabilidad de la declaración de un testigo ocular, Diego Hernández Villa, que fue fundamental para articular la acusación de la fiscalía contra el sospechoso condenado. La acusación de la fiscalía se basa en parte en dicha declaración, que afirma que la noche del asesinato, Regina Martínez Pérez compró cerveza en la tienda de Rosa María Balderas Espíndola. Nuestro equipo de investigación descubrió este testigo ocular había fallecido. Además, en una entrevista, Rosa María Balderas Espíndola declaró que Regina no había acudido a su tienda la noche del asesinato y que Regina solo bebía una marca de cerveza que ella no vendía.

3. Con el fin de hallar posibles pistas sobre el asesinato, el equipo de investigación revisó todas las publicaciones de Proceso que podían haber motivado las amenazas contra la periodista. Nuestra investigación también documenta una serie de amenazas realizadas en los últimos diez años contra periodistas que han indagado sobre el asesinato.

Las fotos del día