Tendenciosos
febrero 24, 2021 |

David Colmenares Páramo es un consultor profesional con más de 30 años de experiencia en temas de la hacienda pública, auditoría gubernamental, contraloría interna y diseño de políticas públicas. Fue presidente del Colegio Nacional de Economistas y actualmente es el auditor superior de la nación.

Dijo recién que en la cuenta pública había inconsistencias multimillonarias en las bases de datos del SAT, correspondientes a las bajas de créditos fiscales. Reveló que en 2019 se dieron de baja, por cancelación de créditos fiscales, más de 365 mil millones de pesos, monto que no corresponde con los 279 mil millones registrados en la base de datos.

Ayer, el presidente Andrés Manuel López Obrador lo desmintió con una frase que pasará a la historia: "Yo tengo otros datos". Horas después Colmenares Páramo corregía diciendo que hubo errores metodológicos en su valoración.

El asunto no es menor, toda vez que la oposición conservadora no se la acaba con el gobierno y alucinan por deshacerse de él o, por lo menos, minarlo lo suficiente para que pierda la autoridad que deriva de su credibilidad. De hecho, el Presidente lo dijo explícitamente al hacer alusión a que no le dieran armas a sus acechadores, que son varios, tienen poder económico y lo detestan.

El auditor corrigió y ése solo hecho lo hace integralmente cuestionable. Las filias de Colmenares Páramo son conocidas, es un hombre formado y relacionado en el viejo régimen.

No hay que olvidar que Muna Dora Buchahin Abulhosn, a quien Colmenares largó con cajas destempladas, tenía trece años de trabajar en la Auditoría Superior de la Federación y era una honesta y eficiente servidora pública, lo que resultaba irritante para el cabal ejercicio de las complicidades. Precisamente por eso, la funcionaria fue groseramente cesada por el titular de la ASF, David Colmenares Páramo, dizque por haber incurrido en conflicto de intereses.

Sí Colmenares cometió un error, mal, aun cuando se haya retractado. Si no cometió el error metodológico pero corrigió su dicho, peor. En cualquier caso, David Colmenares, pese a su larga trayectoria en el campo de las auditorías gubernamentales, ha dejado de ser confiable. Mala cosa, porque no estamos para tonterías de ese calibre en medio de la pandemia y el apagón económico.

Como dijo Muna Dora Buchain, Colmenares "es un priísta connotado de la vieja guardia".

Tal cual.

Las fotos del día