Nuestra bandera, simbolo de unidad y organización nacional
febrero 23, 2021 | Esteban Ramírez Zepeta

Desde el origen de las primeras comunidades al inicio de la civilización, se observa que los diferentes grupos utilizaban estandartes o símbolos que les daban identidad en los actos militares, religiosos o sociales. A través de esta representación se mostraba la unidad en torno a un propósito, ya sea de conquista o de defensa de territorios o riquezas, de dominio y poder.

Es así que podemos encontrar datos que desde las comunidades más antiguas como los persas, egipcios, griegos, romanos, olmecas, aztecas y culturas meosamericanas, entre otras muchas, se utilizaban estandartes o símbolos para los actos bélicos o de organización social, logrando con ello establecer una diferencia sobre las características de cada grupo, mostrando el predominio de sus ideales por encima de los demás pueblos.

La historia de la bandera de nuestro país es muy rica, por lo que es necesario que las y los mexicanos la conozcamos para nunca olvidar todo lo que ha costado tener la nación, como la que hoy vivimos.

Por ello les comparto respetuosamente un libro que bien pueden obtener en línea y sin duda será de gran relevancia para identificar los principios que posee nuestro símbolo patrio, como la bandera, denominado: "La bandera nacional. Testimonio de la construcción de la identidad mexicana" de Patricia Galeana del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México de la Secretaría de Cultura.

La autora nos dice que. "En todas las culturas y épocas, las sociedades han tenido emblemas de unificación —tótems, banderas y escudos—, creadores y mantenedores de una conciencia de identidad colectiva. La bandera es el símbolo de identidad nacional. En su confección simbólica se distingue la mezcla de alegorías provenientes de tres civilizaciones, distintas tanto en el tiempo como en el espacio. La primera de ellas es la prehispánica, derivada de la mitología olmeca, maya y mexica, cuyo símbolo mítico fundacional —el águila parada sobre un nopal— se convirtió en insignia universal del Estado mexica y, a la postre, en el escudo nacional mexicano; la segunda, la española, religiosa y colonial, representada por las ramas de encino y laurel; y la última, la franco-inglesa del liberalismo ilustrado, reflejada en sus colores verde, blanco y rojo. Bandera actual (septiembre de 1968 a la fecha) No obstante haberse elaborado diversos ordenamientos legislativos y administrativos en torno a los símbolos patrios desde que el país entró a su vida independiente, la primera Ley sobre las características y el uso del Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 17 de agosto de 1968. Con ello se pretendió agrupar en una sola ley las diversas disposiciones, hasta entonces dispersas, así como dictar los principios jurídicos que rigieran el uso de los símbolos patrios, buscando así garantizar su respetabilidad y permanencia. Esta ley tuvo vigencia hasta 1984, cuando entró en vigor la Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales, presentada al Congreso de la Unión por el entonces presidente Miguel de la Madrid Hurtado. Dicha ley es la que actualmente rige el uso de nuestros símbolos patrios y garantiza la preservación de su dignidad, elementos fundamentales de nuestra identidad, síntesis del devenir de un país que, a lo largo de su historia, ha luchado incansablemente por consolidarse como una nación independiente y democrática".

Hoy en nuestro país existe una ley que regula la adecuada utilización de nuestra la bandera como símbolo patrio, representando la historia y recordándonos como emblema, la lucha por alcanzar la unidad nacional.

Todas las personas que nacen al interior de nuestro territorio nacional, asumen como propios los símbolos patrios, teniendo el deber de honrar y respetar como una representación de nuestra unidad nacional y esencia histórica.

La Ley sobre el Escudo, la Bandera y el Himno nacionales, en sus 4 primeros artículos, especifica las características del escudo, la bandera y el himno nacional, rige la adecuda utilización de estos emblemas y el deber legal de rendirle honores como si fuera la patria misma. En el artículo 10º se define el día 24 de febrero para la conmemoración de la bandera y con ello recordar su significado como mexicanas y mexicanos.

Somos un país con historia que tiene futuro, por lo que es el presente el tiempo para consolidar nuestra comunidad nacional en torno a los principales valores que nos dan una característica especial, el orgullo de ser mexicanos como el respeto, integridad, solidaridad, fraternidad, compromiso y verdad.

Es tiempo de construir fortalezas que nos permitan enfrentar las circunstancias de adversidad que por la pandemia siguen incrementándose. Es tiempo de dejar atrás los intereses personales y de grupos para recordar ahora más que nunca, que debemos mantenernos unidos y en paz, ser solidarios ante los más vulnerables, creativos para construir con los acuerdos mínimos necesarios, grandes avances democráticos.

Es tiempo de crear nuestra propia circunstancia, ante un futuro que se nota cada vez más difícil a nivel mundial en materias de la salud, economía, medio ambiente y democracia.

Es imprescindible tener muy claro el objetivo de mantener la unidad, podemos tener diferencias en la forma de pensar y actuar, pero es nuestro deber sustentar nuestras acciones con legalidad y legitimidad para encontrar coincidencias que nos permitan trabajar unidos a favor de nuestra sociedad mexicana.

México reclama ahora más que nunca que mantengamos nuestra esencia nacional como la mayor fortaleza para construir un mejor futuro. 

Que orgullo saber que cada día somos más los que nos sumamos en beneficio de nuestra sociedad, en la coincidencia de trabajar al lado del Presidente de la República, Lic. Andrés Manuel López Obrador, conscientes de que la Cuarta Transformación llegó para quedarse como un proceso histórico.

Hoy que estamos haciendo historia, necesitamos hacer del diálogo, la discusión y el debate público un mecanismo idóneo para encontrar soluciones en conjunto, en beneficio de las y los mexicanos.

Servir al pueblo y trabajar por él, eso es lo que hemos hecho desde que Morena inició el cambio.

La convocatoria es que sigamos trabajando unidos en este gran partido político para demostrar que la mayor demanda social, es erradicar la corrupción, la que tejieron poco a poco durante muchos años el PRI, El PAN y el PRD.

Ante la manipulación de las noticias y la veracidad de la información, debemos mantener la unidad, por desgracia hay muchas personas que están dispuestas a dividirnos como país porque se verán beneficiados política y económicamente.

Unidad y organización es el emblema en el que yo creo, porque a partir de la unidad se logran las fortalezas y de la organización el éxito rotundo.

La unidad y organización hicieron posible que tengamos la nación qué vivimos.

Este 24 de febrero, honraremos a nuestros símbolos patrios con la imagen en lo más alto de todas las personas que trabajan en el sector salud, las mujeres y hombres que defienden la vida arriesgando la propia ante la pandemia, doctoras y doctores, enfermeras y enfermeros, personal administrativo así como de limpieza, todos deben ser vistos en nuestra bandera nacional, porque verdaderamente son héroes de la patria.

Pueden obtener el libro que les recomiendo aquí:

https://inehrm.gob.mx/recursos/Libros/LaBanderaMexicana.pdf

Las fotos del día