Denuncia líder de sindicato en creación un turbio manejo de cuotas en el SNTE
febrero 17, 2021 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- La sección 32 y 56 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), así como las dirigencias de sindicatos magisteriales pequeños deben ser intervenidas por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) debido a la opacidad con la que administran las cuotas sindicales que, en el peor de los casos, llegarían hasta los 14 millones de pesos quincenales, pidió Omar Hernández Dolores, representante en Orizaba del Sindicato Nacional del Sector Educativo (SNSE), organismo en creación, y dijo que a su parecer el poderío sindical del magisterio es, hoy, letra muerta.

"La debacle del sindicalismo magisterial en todo el país inicia con el gobierno de Fox, sigue con Calderón, Peña... Y ahora la Cuarta Transformación los remata (...) los dirigentes sindicales se convirtieron en administradores de las cuotas sindicales, que son las que prefieren manejar en vez de buscar cargos políticos", opinó.

"Un ejemplo de la inutilidad de los actuales dirigentes sindicales magisteriales, los oficialistas, lo vimos en el pasado ciclo anterior (sic), en los cambios de adscripción de los maestros, fue muy visible la mano del organismo rector para hacer los cambios de adscripción; hoy las dirigencias sindicales se convirtieron en meros espectadores y los maestros realizaron todos los trámites, por eso muchos maestros se preguntan realmente ¿cuál es el papel o la función de los sindicatos? Porque todo indica que hoy quedaron reducidos a nada".

"Las dirigencias sindicales de la Sección 32 y 56 del SNTE y los demás, se pelean las cuotas sindicales. A ellos ahora solo les interesan las cuotas sindicales. Hoy saben que las posiciones políticas en los partidos las pierden, ya no les llaman la atención porque saben que perderán. El SNTE, en todo el país, y los demás sindicatos están en agonía. Ya no tienen el voto corporativo y por lo tanto han perdido los cotos de poder. Hoy los maestros andan sueltos y son muy pocos los que pueden aglutinar un importante respaldo".

Hoy aquellos maestros que aspiran a ser candidatos a cargos de elección popular, acusa, "ya no tienen la fuerza y el empuje del sindicalismo magisterial, además, la mayor parte de los maestros en el estado está en la Cuarta Transformación y la otra parte está con la alianza PRI-PAN-PRD".

En Veracruz, "el denominado equipo político de la Sección 32 y quienes ostentan el poder en la Sección 56 están muy debilitados, aunque se les recuerda por sus prácticas caciquiles. Los maestros de aquella época, que querían una plaza magisterial, la lograban yendo a limpiar los ranchos de los Calleja, por ejemplo. Muchos maestros consiguieron sus plazas de esa manera y los tenían por años limpiando los ranchos, los establos y todo ello todo ese poder acumulado hoy se desvanece cada día más".

Pero los dirigentes sindicales, no deben ser exonerados, en medio de todo esto, se deben abrir sendas investigaciones con las que se determine el origen de sus fortunas y sobre todo que rindas cuentas por el uso de las cuotas sindicales, "debe haber una investigación del manejo de las cuotas sindicales, ¿qué se le hace a ese dinero que a todos los maestros se les descuenta? en Veracruz, por ejemplo, hay más de 14 mil maestros federales y digamos que se les descuentan cien pesos quincenales, que deben ser más, como cuotas sindicales. La suma total nos da más de 14 millones de pesos quincenales. Solo es el sistema federal, falta el sistema estatal".

No obstante, asegura, "esos números se quedan cortos, nada más es un ejemplo de lo que puede estar pasando, mínimo es esa cantidad cada quincena, ni un presidente de la república, ni un senador gana 14 millones de pesos quincenales como las dirigencias sindicales únicamente por cuotas sindicales. Por eso hoy los cargos políticos ya no les interesan, lo que por años recibieron hoy ya no les interesa, ellos prefieren mantenerse en el manejo de las cuotas sindicales".

"Es necesario que la Unidad Inteligencia Financiera voltee a ver a las dirigencias sindicales magisteriales, por la enorme cantidad de dinero que se maneja y la poca transparencia que se tiene. Hoy a las dirigencias sindicales no les importa las posiciones políticas, por qué al hacer cuentas ya se dieron cuenta que les conviene quedarse con el dinero".

Las fotos del día