FALANGES: Imposturas políticas
febrero 02, 2021 | Luis Adalberto Maury Cruz

¿Cuáles son los efectos de las imposturas políticas? Las imposturas son formas inauténticas y deshonestas de posiciones en diversos ámbitos como: el estético, intelectual, religiosa, político. Sin embargo, la impostura es primordialmente política, no por ser partidaria o gubernamental, sino por ser un posicionamiento sobre lo público y no es privado. Así, las imposturas políticas son dichos y acciones notoriamente públicas sobre la realidad.

La impostura es un lugar común, análisis mediocre y ausencia de propuesta. Es alharaca. Es lugar común porque nace de un hecho real como: una necesidad social, un reclamo de justicia pero es estéril. Por ejemplo, las brechas de género, los homicidios por odio (racial, género u orientación sexual), el incumplimiento del Estado ante derechos sociales y humanos como: a la salud, al agua, la educación son realidades oprobiosas; su reclamo por parte de la sociedad es sensato y justo; es el lugar común de cualquier política pública o posición política.

El análisis mediocre se da por reducciones absurdas de adjudicarle a un fenómeno multifactorial un sólo factor o, divagaciones donde se enredan y confunde lo simple con lo complejo. Esto ocurre por la falta de análisis y de conocimiento del fenómeno. Por ejemplo, decir: "los feminicidios son producto del machismo", con frecuencia es un cliché que no explica nada, en otros casos encubre verdades, (cuando una mujer por motivos pasionales mata a otra mujer que fue su pareja o a la amante de su pareja). Esto contraviene el derecho a la verdad del caso concreto.

De la mediocridad del análisis se deriva la falta de propuesta, en ocasiones hay una vaga intuición. La propuesta es tal por ser viable para la solución de necesidades y reclamos sociales, lo cual no existe en la impostura. Por ejemplo, en Xalapa es ridícula la ciclovía, el poner topes en calles y avenidas llenas de baches, esto no mejora la vialidad de la ciudad, esto no es propuesta de urbanidad, es un despropósito, un ejemplo flagrante de la mediocridad política del alcalde Hipólito Rodríguez Herrero.

Las imposturas son propias de los impostores. Los charlatanes políticos carecen de compromiso social en tanto que se venden como lo que no son, dicen tener alternativas para solucionar un problema y con frecuencia ni el problema conocen; también son delincuentes por tener una notoria impericia para la función publica y aceptar tal cargo.

En la actualidad es común que se encuentran en la administración pública quienes la desconocen. Por ejemplo, en algunas dependencias de Palacio de Gobierno de Veracruz es frecuente el que no haya guardias en días inhábiles para recibir documentación urgente, violando el mandato de ley en materia de derecho de petición y de derechos humanos. Así, las imposturas generan violaciones y sandeces políticas.

Lo señalado llanamente en el terreno gubernamental es la ineptocracia. Que tiene su origen en el proceso electoral, cuando los candidatos presentan anencefalia política, en plataformas políticas vacuas, y cuando llegan charlatanes a la función público por inercia y mérito de otros.

En este proceso electoral de 2021, cabe preguntar ¿acaso las alianzas PAN, PRI, PRD no es una impostura democrática?, ¿la notoria impericia en el gobierno de Veracruz para hacer frente a los problemas económicos, el incurrir en subejercicios, la falta de transparencia y la impunidad acaso no son producto de imposturas gubernamentales? El grave efecto de la impostura política es ser el origen de la ineptitud gubernamental, que también es corrupción e impunidad. Este es el principio del fin del fracaso gubernamental, que arrastra con sus decisiones y consecuencias a la sociedad y a la economía del País, del Estado, del distrito y del municipio.

Si no hay análisis, ni propuesta el resultado es la evidencia de la ineptitud, de la corrupción, de los negocios turbios. Como se ve la impostura política inicia antes de ser gobierno y los efectos son monstruosidades administrativas y corrupción galopante.

Una forma para descubrir a los charlatanes y evidenciar imposturas políticas son: el análisis y la crítica. Que si bien son ideas y palabras son la base para la transformación de la realidad que inicia con llamar a las cosas por su nombre.

En el Estado y en la política abundan los charlatanes, si es un inepto o corrupto no es funcionario público es vivido de lo público y delincuente, si no gobierna es desgobierno. Como se ve las imposturas generan consecuencias. En fin, ¿usted qué piensa?...

lmaury_cruz@hotmail.com

Las fotos del día