Disuelven en Guatemala caravana migrante; 80% regresa a Honduras
enero 20, 2021 | Agencias

De los más de 7 mil migrantes que integraban la caravana que se dirigía a Estados Unidos, 80 por ciento fue regresado a la frontera con Honduras y el resto seguirá su paso pero de manera individual o en pequeños grupos que les den seguridad ante la presencia militar o del crimen organizado, comentó el coordinador sur-sureste del Movimiento Migrante Mesoamericano (MMM), Rubén Figueroa.

Aun cuando la caravana de centroamericanos con destino hacia Estados Unidos fue disuelta por la Policía Nacional y el Ejército de Guatemala se prevé que este 2021 la migración de centroamericanos hacia México se triplique debido a las condiciones económicas en sus países.

"El 20 por ciento se dispersó en grupos pequeños por la zona (…) la caravana en la que venían alrededor de 7 mil personas ya no está (...) la migración continúa. Últimamente se ha recrudecido con la situación que se vive en la región centroamericana pero (el éxodo) no para. Lo que se sucede es que se acuerpan para pasar por territorios militarizados, plagados de crimen organizado".

Comentó que se prevé que este año el flujo migratorio se incrementará hacia México debido a las condiciones que prevalecen en países en donde la corrupción y el narcotráfico generan violencia y sus ciudadanos son expulsados.

Asimismo, alertó que durante el paso de los centroamericanos por México no está garantizada su seguridad, especialmente en estados como Veracruz, en donde la violencia contra este sector se ha incrementado en los últimos años.

"El secuestro y extorsión hacia las personas migrantes es algo que no frena; lo vemos porque la violencia está más que visible en México y al ser un grupo vulnerable son víctimas del crimen organizado".

Lamentó que las autoridades no hayan creado condiciones en materia de seguridad para las personas en tránsito y que la estrategia sea la militarización lo cual consideró no abona a que disminuya la violencia o que haya más resguardo.

En el caso de Veracruz dijo que a pesar de lo que han señalado las autoridades las rutas de los indocumentados no han variado porque es complejo que se pueda arriesgar a probar otros sitios por lo cual mantienen sus rutas.

"No es fácil tomar o crear nuevas rutas o decir que se van por otro lado, porque los controles migratorios están hechos para redirigir a las personas a un solo lado que es la ruta más difícil o más peligrosa. Ellos no tienen esa decisión de elegir la ruta".

Hay que recordar que en octubre del año pasado el gobernador Cuitláhuac García Jiménez aseguró que los grupos de la delincuencia organizada financian sus actividades con la extorsión, secuestro y cobro de moches a migrantes a quienes prometen llevar a Estados Unidos pero no lo cumplen.

Explicó que aunque ya no existen los polleros ahora son los delincuentes quienes cobran por pasarlos a suelo norteamericano sin ningún tipo de garantía y poniendo en riesgo su vida.

"Tenemos una situación especial con el tema de migración. El problema es que ya no se tienen estos polleros de antes, que llegaban a cobrar y garantizaban ponerte del otro lado de la frontera. Ahora no. Ya se metió la delincuencia organizada. O los extorsiona, les cobra moche y son los que hacen ese negocio, pero no garantizan llevar al inmigrante del otro lado. Lo abandonan, le quitan el dinero, los secuestran y los ponen en riesgo".

Recordó que en Veracruz se registraron casos de rapto de estas personas que son encerrados en un hotel y los delincuentes han extorsionado a su familia en su lugar de origen. En otros casos son subidos a un tráiler pero los delincuentes al verse descubiertos cierran y abandonan la caja.

Las fotos del día