Orizaba no presenta escasez de ataúdes como en la CDMX, afirman en funerarias
enero 15, 2021 | Fernando Inés Carmona

Orizaba, Ver.- Aunque dueños de funerarias aseguran que han aumentado los fallecimientos por el coronavirus, aún no hay escasez de ataúdes en Orizaba, como ya sucede en la Ciudad de México.

Jesús Vázquez Vázquez, socio de la agencia mortuoria Funerales Vázquez, en Orizaba, pide que a la población se diga la verdad, sin alarmarla, de lo que sucede en Orizaba y la zona, pues asevera que aumentaron las defunciones por el virus.

"Lo que percibo es que las defunciones por covid de nuevo se incrementaron. Había estado más tranquilo; sí teníamos trabajo, defunciones, pero era mínimo. Actualmente ya hay retiros (de fallecidos) en los hospitales de pacientes por covid; en los domicilios igual hay fallecimientos. El fin de semana pasado nos dimos cuenta que mucha gente (murió) por el padecimiento".

Al respecto, refirió que en días pasados atendían de una a dos personas fallecidas por coronavirus pero que ahora ya hay días en que hay hasta ocho defunciones diarias atendidas en los hospitales del IMSS, del Regional de Río Blanco, Issste y en domicilios.

Comentó que pese a ello, afortunadamente a diferencia de la Ciudad y el Estado de México, en la región altas montañas no hay escasez de ataúdes ni saturación en crematorio, "aquí no hay escasez de féretros pero sí un incremento en los precios. Hay mucho aumento por parte de los distribuidores de la mercancía porque dicen que subió el metal, la madera, la tela, todo y (el incremento) del costo de la materia prima (repercute en el precio final)".

Detalló que los difuntos que han atendido no solo son de Orizaba sino de otras partes del estado, pues al hospital del IMSS de Orizaba llegan, por ejemplo, pacientes de Córdoba, Tierra Blanca, Cosamaloapan, Coatzacoalcos, Carlos A Carrillo, Tres Valles.

Con respecto de las funerarias, reveló que por temor a contagiarse ha habido renuncias de trabajadores que laboran en estos establecimientos.

Al respecto, mencionó que a estos empleados también se les considera como de la primera línea en la atención a la pandemia, por lo que deben protegerse con equipo especial como: overol, botas, goggles, mascarilla con filtro, careta, guantes y para desinfectarse utilizan máquinas termonebulizadoras, líquidos desinfectantes, contenedores de cuerpos para los casos de cremación.

Explicó que todo esto incrementa los costos de servicios funerarios que varían según lo solicitado, velación o cremación, y puede ir de los 5 mil pesos.

Por último, el administrador del panteón municipal de Orizaba Juan de la Luz Enríquez, Camilo Boschetti, negó que haya escasez de lugares para sepultar a difuntos, sean que hayan muerto por coronavirus o no, "hubo cifras elevadas en agosto y diciembre de 2020. Comparado con el año pasado tenemos 45 mil 500 lugares de los cuales están ocupados casi 38 mil. Pero hay que recordar que muchos de los fallecidos ocupa el lugar de algún familiar que ya está ahí enterrado, esto después de 7 años".

Las fotos del día