Crece matanza clandestina de ganado en zona centro; "Nogales y Orizaba no se dan abasto"
enero 07, 2021 | Agencias

Río Blanco, Ver.- La matanza de ganado clandestina se recrudeció en la zona centro del estado, debido a que los rastros municipales de Nogales y Orizaba no se dan abasto, además de que el de Río Blanco continúa cerrado, lo cual expone la salud de los consumidores pues se desconoce qué tipo de carne se está consumiendo.

El representante del Comité Regional Campesino en Río Blanco, Juan Artemio Rodríguez Maceda, puntualizó que el tema del rastro en el municipio rioblanquense es un asunto muy delicado, ya que el ayuntamiento no muestra ni la más mínima intención de reabrir este lugar, a pesar de que su cierre no benefició a nadie.

"Principalmente porque bien o mal estaba vigilado por la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Rural y Pesca (Sedarpa), en donde el inspector hacía presencia y veía que los animales al menos estuvieran sanos", expuso.

Reiteró que los rastros municipales de Nogales y Orizaba son insuficientes para toda la región Altas Montañas del estado de Veracruz. "Es muy preocupante, principalmente porque existe la clandestinidad, no hay un control de la carne que comemos y dos rastros son insuficientes, Nogales tiene un límite, ni aunque metiera matadores iba a sacar más porque ya no le cabe ganado, es muy pequeño".

Por ello solicitó al ayuntamiento de Río Blanco, representado por el alcalde morenista David Velázquez Ruano, agilizar la apertura del rastro de Río Blanco por el bien de todos los ciudadanos de la región.

"Se debe agilizar la apertura del rastro, ya sea en el mismo lugar o en otro pero hacerlo ya, primero por la situación de higiene y supervisión del ganado que se sacrifica, y segundo porque con esta pandemia sumamos unos 20 empleos que se perdieron; que no esté activo nos impacta obviamente".

Las fotos del día