FALANGES: 2021: Entre la crisis social, económica, América del Norte
enero 05, 2021 | Luis Adalberto Maury Cruz

lmaury_cruz@hotmail.com

Los efectos del 2020 no se fueron, se prolongan en este 2021. La pandemia del COVID-19, aunado a la nueva mutación del virus más contagiosa; se vislumbran mayor quiebre del tejido social y del económico. Esto es un problema mundial. Pero, ¿Cómo inicia este 2021? y ¿a dónde va el este año?

La ruptura del tejido familiar y social son efectos de la crisis económica y del confinamiento producto de las medidas contra la pandemia. Se agudiza más del 60% de pobreza de acuerdo a la Comisión Económica para América Latina y el Caribe. Más del 50% de pobreza laboral de acuerdo al CONEVAL. Esta condición no la revierte ninguna vacuna, ni las medidas anticíclicas neoliberales, que no se aplicaron, las cuales sólo buscan privatizar ganancias y socializar perdidas, mediante endeudamiento público.

Es obvio que los programas insignia de la Federación generan empleo, pretende generar condiciones para equilibrar el sur con el norte del país. Hay programas geopolíticos como: la articulación de los puertos de Oaxaca con Coatzacoalcos, Veracruz. La unión ferroviaria de la península de Yucatán y el sur.

Son proyectos de vinculación intercontinental Asia-Europa mediante el sureste mexicano es la competencia al Canal de Panamá, un golpe geopolítico y geoeconómico a las empresas de EEUU. También es un medio para una relación menos asimetría. Este es el origen de la negativa de los trenes del sureste, es una apuesta de orden global, no es una ocurrencia, es lucha de intereses globales. Esto en el marco de la tripolaridad (Rusia, China y EEUU).

La mayoría de los gobernadores, de la Alianza Federalista, son testaferros del Washington neoliberal y de George Soros (demócratas). La mayoría de los gobernadores sureños son acéfalos baste ver la tragedia de Veracruz. Una excepción: Adán Augusto López Hernández de Tabasco,

Los programas del bienestar son garantistas y tienen su fundamento legal en la progresividad de los derechos humanos. El problema está en su fondeo y en su dispersión. Presentan una nula o mediocre operación por parte de los superdelegados, basta recordar el fracaso de MORENA en Hidalgo y Coahuila. El de Veracruz es acusado de acoso sexual entre otros delitos.

Un poco de geopolítica:

México es la economía 15 del Globo. Tiene una posición geopolítica al ser parte de América del Norte. EEUU tiene una guerra civil de nueva generación, balcanización, polarización política y social, crisis económica.

Llega un nuevo presidente octogenario, Joe Biden, con problemas de demencia senil, una vicepresidenta, Kamala Harris y la influencia de Hillary Clinton, con tenciones entre las alas demócratas de centro-izquierda e izquierda.

Se abre la posibilidad para las relaciones México-EEUU con mayor libertad para el país azteca, ya manifiesto en la iniciativa de Ley de Seguridad Nacional que pretende quita fuero a los agentes extranjeros en México.

La condición económica de EEUU generar en México un arrastre en la desaceleración, desincronización y contracción en lo financiero y en las cadenas de producción. Esto en el contexto de la integración de América del Norte (México, EEUU y Canadá).

Las economías de México y de EEUU están interconectadas y de cuerdo a la coyuntura geopolítica dada la debacle estadounidense, se abre una posibilidad para México.

Este 2021 es un año electoral y ante la notoria falta de propuestas de los partidos, los cuales están desconectados de las demandas sociales y carecen de propuestas viables.

Las alianzas bizarras MORENA-PT-Verde, y PRI-PAN-PRD muestran la falta de propuestas, de visión de Estado y de Nación. Los partidos emergentes como: RSP, PES... tienen que ir solos. Es una ventaja si sus candidatos son ciudadanos y es una tragedia si son más de lo mismo.

Este año que inicia va hacia una mayor fragmentación política, remite tanto a la cantidad de candidatos vacuos, el descredito de los partidos, el abstencionismo, la falta de visión y el nulo compromiso por la mayoría de los pseudopolíticos investidos de poder público.

La población está más preocupada por su condición económica que por el proceso electoral 2021. Entre política y comer, se opta por lo último. Quizá por ello habrá un fuerte abstencionismo, ya presente en la selecciones de Hidalgo y Coahuila. No hay efecto AMLO.

En fin, usted ¿qué piensa?...

Las fotos del día