Gobierno federal frena entregas de gas natural a Braskem-Idesa
diciembre 03, 2020 | Sayda Chiñas Córdova

Coatzacoalcos, Ver.- Aduciendo que en el sexenio de Felipe Calderón se firmó con la empresa Braskem-Idesa un "contrato leonino", el gobierno federal canceló el suministro de gas a las plantas de la compañía petroquímica, la cual anunció el paro de labores de emergencia y se trabaja a marchas forzadas para evitar un accidente que pueda poner en riesgo a los trabajadores, las instalaciones y a la comunidad.

En su rueda de prensa de todas las mañanas, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó que el contrato de suministro de gas a Braskem-Idesa, como parte de lo que se denominó Etileno XXI, fue cancelado por el Centro Nacional de Control del Gas Natural (Cenagas).

Aseguró que no habrá renovación del contrato, ya que fue muy ventajoso para la firma, que reúne a dos empresas: Braskem, que es una filial de Odebrecht, mundialmente famosa por sus escándalos de corrupción, e Idesa, cuyos principales accionistas son familiares políticos de Javier Jiménez Espriú, quien fuera secretario de Comunicaciones y Transportes en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

El Presidente insistió en que la planta ha lesionado las finanzas y la operación de Pemex, pues el costo del combustible se proporcionaba por debajo del precio del mercado.

Refirió que la empresa no quiso renegociar y aceptar las nuevas tarifas establecidas por el organismo de control, y por eso ya no se le renovó el contrato, y el pasado 30 de noviembre se suspendió el suministro de la materia prima.

"Me informaron hoy en la mañana de que habían notificado a la empresa porque no se está corrigiendo el contrato leonino que se suscribió desde el tiempo de Calderón, que es contrario a la hacienda pública, es un contrato con Odebrecht, esta empresa que es famosa por las extorsiones y por la corrupción", señaló el Presidente.

En el contrato firmado en 2010, durante el sexenio de Felipe Calderón, se estipuló que Pemex debe suministrar 66 mil barriles diarios de etano al consorcio mexico-brasileño, con un descuento de 30 por ciento, y si se incumple el contrato está obligado a pagar el 200 por ciento del gas no suministrado.

De acuerdo a datos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), las pérdidas de Pemex por la venta del combustible superan los 3 mil 642 millones de pesos, ya que el precio estaba por debajo del mercado actual y no cubría los costos de importación.

Paran operaciones las dos plantas

Por su parte, la empresa dio a conocer que se bloqueó el ingreso de gas a sus instalaciones, lo cual, a su parecer, incumple con el contrato de base intermitente en vigencia y no han podido hacer un paro de plantas seguro.

Detallaron que solicitaron mantener 48 horas de suministro reducido para hacer un paro de sus operaciones de forma segura para las personas, vecinos y el medio ambiente, pero debido a la negación del organismo regulador, están trabajando a marchas forzadas, y por eso, desde este martes se ha visto que el sistema de seguridad se encuentra encendido para evitar una explosión en la planta.

"Las acciones de Cenagas han causado la suspensión total de los procesos de la planta, con las consecuentes y negativas repercusiones no solo para nosotros, la planta, nuestros clientes, proveedores y empleados, sino también para los cientos de negocios que dependen de la cadena de valor, afectando a la petroquímica nacional y la economía en su conjunto", refiere el comunicado.

Braskem dio a conocer que ha estado en la disposición de discutir el contrato con el gobierno e informaron que se tomarán medidas legales necesarias para la defensa de su patrimonio.

"Informamos a la comunidad financiera nacional e internacional, a nuestros clientes, proveedores, empleados y colaboradores, que Braskem-Idesa en cumplimiento de sus responsabilidades fiduciarias y corporativas, debe tomar las acciones que existan en el marco de la ley para la defensa de su derecho y patrimonio".

Desfogues controlados

por paro de planta

Cabe señalar que desde el pasado lunes las plantas de la empresa sufrieron afectaciones por el corte de energía que sufrieron por el colapso de dos torres de alta tensión en el municipio de Minatitlán

Los vientos de más de 100 kilómetros por hora que trajo el frente frío afectó todo el suministro de energía al municipio de Nanchital y a Braskem, la cual también dejó de operar hace dos años su propias plantas de cogeneración por la reducción en el suministro de gas.

Derivado de este evento, la empresa tuvo que parar operaciones de emergencia y apenas este martes reiniciaban operaciones cuando se les notificó el corte del suministro, por lo que nuevamente tuvieron que volver a bajar la capacidad de operación.

La empresa pidió a Cenegas una prórroga de 48 horas para no volver a forzar sus instalaciones, pero le fue negada por lo que tuvieron que quemar toda la materia prima que tienen en sus líneas, provocando que el sistema de seguridad se activara.

El Flare es un mechero que estuvo quemando el gas que tenían en sus líneas y esto provocó que por los municipios de Coatzacoalcos, Nanchital e Ixhuatlán se pudiera observar el resplandor de la quema del gas y su venteo al medio ambiente.

Por el momento, el personal de la empresa petroquímica ha sido notificada del paro de planta pero no se les ha informado si se realizará algún ajuste a la plantilla, por lo que se mantendrán en sus puestos mientras logran solucionar la compra de la materia prima para la operación de sus plantas de polietileno de alta y baja densidad.

Braskem-Idesa produce un millón cincuenta mil toneladas por año de etileno y polietilenos, desde que entró en operación en el año 2016, genera 800 empleos directos y 2 mil 200 empleos indirectos, además alrededor de 100 empresas de la zona sur realizan diversos trabajos de mantenimiento y proveeduría.

Las fotos del día