Política

Se queja la Coparmex de políticas públicas en materia económica del gobierno federal

noviembre 22, 2020

Orizaba, Ver.- Gustavo de Hoyos Walther, presidente nacional de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), criticó al gobierno federal señalando que ahoga a los empresarios mexicanos con medidas punitivas.

"En las condiciones económicas del país, infortunadamente (sic) en los últimos meses han coincidido dos elementos que perjudican bastante, uno de ellos ha sido imprevisible y tiene que ver con la pandemia y todas sus secuelas en el ámbito económico y otra tiene que ver con malas decisiones de políticas públicas, particularmente del gobierno federal que han inhibido la inversión y por tanto la creación de nuevos empleos".

"La inversión en un país tiene que ser concurrente del gobierno para generar infraestructura, condiciones de competitividad, y de las empresas, para crecer en sus operaciones y de la mano con ello crear empleos. Lo cierto es que el principal agente económico de cualquier país es el gobierno federal y como tal tiene una responsabilidad ineludible de generar condiciones para que crezca la inversión y en circunstancias extraordinarias como éstas, no se vale que diga que si quiebra una empresa es problema del empresario (...) Claro, si quiebra una sola empresa, si es problema del empresario, pero si quiebran miles, es problema del país y de millones de trabajadores. Lo que pasa es que hemos tenido un gobierno indolente que prácticamente ha dejado a la deriva a millones de trabajadores. Es necesario que haya un alto en el camino, que se revise la estrategia y se asegure que no muera nadie más en materia de economía y que mueran los menos en materia de salud pública".

"El gobierno —señala— abandonó primero a los trabajadores y en segundo lugar a las microempresas. Las grandes empresas, mal que bien van saliendo adelante, muchas son exportadoras y pueden conseguir créditos con la banca. Nuestra preocupación fundamental son las empresas pequeñas que tienen 50 trabajadores o menos. La confianza, la certidumbre jurídica son los precursores para que exista inversión y con ello crecimiento y este detone los empleos de calidad. Si no empieza el círculo virtuoso con un clima de confianza para invertir y con certidumbre no se logra el objetivo que es la creación de empleos".

Para finalizar, sin citar fuente alguna, señaló: "Hoy en México registramos el nivel de confianza empresarial más bajo desde que tenemos registro; solo 37% de todos los empresarios del país confían en las instituciones; hay variaciones de estado a estado, pero sólo el 37% considera que hay condiciones para poder invertir. Dicho de otra manera, desde el gobierno federal urge que se generen condiciones de confianza para que se traduzca eso en inversión".