Política

SNTSA denuncia a jefes de Jurisdicción Sanitaria 7 por corrupción y nepotismo

octubre 30, 2020

Orizaba, Ver.- El jefe de la Jurisdicción Sanitaria 7 en Orizaba, Baruch Adrián Alanís García, y María del Carmen Romero, subjefa de la misma dependencia, son señalados como probables responsables de desvíos de recursos económicos, acciones de nepotismo y represión, por el Sindicato Nacional de los Trabajadores de la Secretaría de Salud (SNTSA). Los dirigentes sindicales aseguran que hay pruebas con las que se demuestra la culpabilidad de ambos funcionarios, por lo que piden que se investiguen los hechos. Este jueves se manifestaron públicamente.

José Antonio Medina Fernández, delegado sindical de la subsección 26 del SNTSA acusó que al interior de la dependencia continúan los problemas que ocasionan los mismos directivos: "siguen haciendo todavía de las suyas. Están diciendo que los compañeros comisionados tienen que regresar al trabajo, ellos hacen cambios de adscripción, pero a la vez nos agreden", señaló.

Los trabajadores sindicalizados, agrega, "estamos unidos porque eso que hacen en la Jurisdicción Sanitaria lo van hacer en las demás fuentes de empleo, pero no los vamos a permitir, por eso nos estamos manifestando ante la negativa y necedad de esta gente que no sabe lo que es salud pública, no saben dirigir una Jurisdicción. Aquí en Orizaba tenemos jefes ineficientes y así como ellos están comisionados, también deben regresar a su lugar de adscripción. Ellos igual deben regresar a sus lugares de trabajo", destacó.

Pero ese no es el único problema que se tiene, pues igual señalan al jefe de la Jurisdicción Sanitaria, Baruch Adrián Alanís García, de haber hecho su cambio de adscripción, así como de personal que es allegado a él, es decir, que "pasó por encima de los derechos de los mismos trabajadores sindicalizados con una antigüedad de más de 10 años", aseguró.

Las acusaciones no paran ahí, pues el funcionario es señalado de probables desvíos de recursos económicos, ya que "se pagan los gastos de camino a personal que no les corresponde y desplaza a los trabajadores que, por contrato, tienen ese apoyo económico. A ellos no se les paga", advirtió.

También acusan a María del Carmen Romero de incurrir en probable nepotismo, "ella tiene trabajando a su esposo en el Hospital Regional de Tlaquilpa, en la sierra de Zongolica, a un hermano en las llamadas Caravanas de la Salud y a una sobrina en el departamento de promoción", indicó.

Estos, comentó, son solo algunos de los ejemplos de corrupción y hechos ilegales que se cometen en la Jurisdicción Sanitaria. Este jueves se manifestaron en la explanada de las instalaciones y ahí exigieron al secretario de Salud, Roberto Ramos Alor, así como al gobernador del estado, intervengan, se abran investigaciones y con ello deslinden responsabilidades.