Municipios

Pandemia afecta tradicional venta de flores en Orizaba

octubre 29, 2020

Orizaba, Ver- La pandemia por covid-19 acabó con la tradicional vendimia de flores para el Día de Muertos, a menos de 48 horas de la conmemoración las ventas de este producto cayeron hasta 60 por ciento, según reportes de los comerciantes. No son los únicos afectados por el fenómeno, igual los mercaderes de artesanías atraviesan un problema similar, sus ventas también vinieron abajo y ni la reapertura de la actividad turística logra aminorar la debacle económica.

Comerciantes del mercado Venustiano Carranza ya reportan pérdidas económicas a menos de 48 horas de las festividades del Día de Muertos. Este año, destaca la comerciante Diana Fátima Machorro Ruiz, "las ventas bajaron debido a la pandemia de covid-19", reconoció que sí hay ventas, "en estos días previos a los llamados mayores, pero en comparación con los del año pasado están muy por debajo, hasta un 60 por ciento; el año pasado a estas alturas ya no teníamos en dónde acomodar la flor, sin embargo, en estos días la venta ha sido bastante baja, todo esto se debe a la situación de la pandemia", destaca.

Probablemente con las debidas precauciones, confía, "se pueda mejorar la venta de flor para el Día de Muertos, para la ofrenda en casa o bien para llevar al cementerio antes de los días en que estará cerrado el panteón municipal, en estos momentos las flores que más demanda tienen son: cempasúchil, alelí, moco de pavo, girasoles y gladiola", indica.

En tanto, la administración del mercado, a cargo de Gabriel Navarrete Ordaz, aseguró que se han reforzado las medidas sanitarias: "para proteger a los comerciantes de los clientes se tiene el uso obligatorio de cubrebocas para la venta y para quienes ingresan; en todas las entradas hay alcohol y gel, además de tapetes sanitizantes, ahí hay un estricto control en esas medidas; en otros años la actividad en estas fechas se incrementaba pero ahora por la emergencia sanitaria difícilmente llegará al 30 por ciento", reconoció.

En otros de los mercados de la ciudad, como el de las Artesanías, que apenas reabrió luego del confinamiento por el covid-19, se reporta una caída en las ventas de hasta 60 por ciento: "las ventas han caído tanto que a veces se vende solamente entre 30 y 40 pesos diarios, o incluso hay días en los que no se logra hacer absolutamente nada", comenta Eutiquio Jerónimo Sánchez, vendedor de este lugar.

"Los productos que se ofrecen no son de primera necesidad y por lo tanto no hay mucha demanda, en momentos de pandemia las personas prefieren comprar aquellos productos que son más necesarios para sobrevivir, lo que vendemos aquí no son productos para sobrevivir ni de primera necesidad, por lo consiguiente se consideran de lujo", señala.

Lo único que medianamente les ayuda, señala, "es la llegada, de nuevo, del turismo que empieza a venir, poco a poco han ido comprando. Pero hay aspectos del trabajo que deberían valorarse como la fabricación a mano y el tiempo que se dedica a cada producto, así como la originalidad al ser piezas únicas", lamentó.