Abogados del estado exigen esclarecer y castigar linchamiento de una colega
octubre 28, 2020 | Carlos Hernández y Fernando Inés Carmona

Abogados veracruzanos exigieron justicia, tras el asesinato de su colega de Orizaba, Adela Martínez Velázquez, quien fue linchada por un grupo de personas en Puebla. De acuerdo con los abogados, Adela Martínez fue acusada, sin pruebas, de pretender plagiar a un menor de edad en la comunidad de Emilio Portes, del municipio de San Nicolás Buenos Aires.

Octavio Ruiz Martínez, presidente de la Barra de Abogados de Xalapa, expuso que en muchas ocasiones los abogados tienen que viajar de municipio en municipio u otros estados, y en muchos de los casos lo hacen en estado de indefensión.

En ese sentido, reprochó el actuar de la policía en Puebla, ya que cometieron una omisión de auxilio; el sitio que donde se perpetró la agresión es una zona de gran plusvalía, "tanto la Policía Federal, la Guardia Nacional y la Policía de Puebla deben estar al tanto de lo que pasa en sus comunidades".

Arturo Nicólas Baltazar, representante del Colegio Nacional de Abogados Penalistas en Veracruz, recriminó que los pobladores hayan convertido en jueces y verdugos que acabaron con la vida de la abogada Adela Martínez. "Exigimos también la intervención del gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez para que haga llegar esta protesta al gobernador de Puebla".

El litigante destacó que siempre están expuestos a sufrir alguna agresión, principalmente donde los pobladores se organizan con los grupos de autodefensas, lo que provoca un grave peligro. Adela Martínez Velázquez se dirigía a León, Guanajuato y pernoctó en la comunidad de Emilio Portes, donde un grupo de residentes la acusaron de pretender secuestrar a un menor de edad.

Ella fue linchada junto con su acompañante, tras ser amarrada a un poste y golpeada por los habitantes hasta arrebatarle la vida. De acuerdo con las declaraciones del gobernador de Puebla, Miguel Barbosa, la causa de muerte de la abogada fue por traumatismo craneoencefálico.

Indulgencia de las autoridades poblanas

El linchamiento de una abogada orizabeña y su acompañante en un municipio de Puebla exhibe la incapacidad del gobierno poblano, y demuestra que la población rebasó a la autoridad, pues toma justicia por mano propia y goza de impunidad ante hechos como estos; en tanto, en Orizaba asociaciones de abogados se preparan para protestar por el asesinato y exigir se detenga a los responsables, indica la abogada Elizabeth Orozco Núñez, integrante del Foro de Abogados de las Altas Montañas.

Este homicidio "es uno más de muchos que se acumulan en circunstancias similares ante la indulgencia de los responsables de tipificar los delitos. No hay una ley o una forma de aplicar la ley ante la formación de una turba enardecida que además es avivada en la mayoría de las veces por una acusación mentirosa".

"¿Quién lo inicia? ¿Quién lo alimenta? ¿Quién lo ejecuta?", ahora con el avance de los dispositivos portátiles hasta queda documentado, pero ¿Qué se hace para evitar esta barbarie? deberá haber un castigo ejemplar que les quite las ganas de volver a cometer este tipo de actos que, como le digan es un homicidio, un asesinato artero y con ventaja, además de salvaje quien puede soportar ver a una persona vivía gritar porque el fuego la está consumiendo y no hacer nada por ayudar".

Los hechos nos dejan en claro dos escenarios, "hay gobiernos corruptos, con un abuso de poder de las cúpulas y hasta abuso infantil por parte del clero, pero a la menor provocación se organiza una turba que comete el más terrible de los delitos que es privar de la vida a una persona y sobre todo la forma. Esto se debe ya tomar como un problema social a atender, reconocemos el hartazgo, pero esto no debe dar pie a la barbarie".

Aquí debe intervenir el gobierno federal, "que en vez de andar pidiendo que otros países se disculpen los hechos históricos, debemos pensar en la problemática social que provoca estos hechos que nos dejan un muy mal sabor de boca solo de pensar en la familia y su terrible pérdida y buscar las formas legales con las que se detenga hechos como estos y a los mismos responsables. Ojalá las autoridades no descansen en paz hasta lograr fincar una responsabilidad".

En este caso, así como en otros "se debe procesar a quien puede tener responsabilidad desde los instigadores hasta los ejecutores de este artero asesinato, pero lamentablemente la intervención de la autoridad en algunos de los casos empantana todo el proceso, ¿Por qué quién se atreverá a entrar a investigar?, como deberá ir resguardado para poder hacer la investigación correspondiente? ¿Las grabaciones que documentan los hechos serán suficientes para una investigación completa que lleve a consignar alguien?", cuestiona.

Aquí además del homicidio "hay más delitos que se tipifican, pues cuando más de una persona sea reúnen y cometen un delito en grupo este acto debe agravar la situación. Es claro que desde que se convocan a reunirse, no es para hacer detención y entrega de quien ellos consideran un delincuente, si no para ejecutar a quien a priori deciden juzgar y asesinar con una terrible forma de muerte".

En su momento, "la Comisión Nacional de los Derechos Humanos tiene un informe especial fechado en 22 de mayo 2019, y este tipo de hechos lo señalan como un problema social, al que sin dudar las autoridades siguen cerrando los ojos ante esta problemática y peor aún, deslindando responsabilidades con pretextos como el que el gobernador de Puebla, Miguel Ángel Barbosa quien dice que ese municipio está alejado y por lo tanto es complicado aplicar medidas de seguridad. Esto no puede ser posible, la indignación se debe manifestar y a todos nos toca alzar la voz".

Ahora, "no solo a nuestro gremio nos toca mostrar la indignación de este terrible hecho, hay varios grupos económicos y laborales afectados, que han sido atacados, desde trabajadores de la salud, estudiantes, vendedores; esto es un problema social que nos incumbe a todos. ¿De qué estamos hechos los mexicanos que a la primera provocación e inspiración somos capaces de llegar a esto?, no sólo el gremio se ha pronunciado por que se hagan las investigaciones, la familia primeramente y todos de alguna forma hemos sentido indignación ante lo sucedido por lo que sí pediremos una investigación que por lo menos ofrezca consuelo a su familia y derive en una responsabilidad. No olvidemos que los perpetuadores actúan en el anonimato que la colectividad les brinda".

El lunes pasado, la abogada Edmunda Adela Martínez Velázquez y un acompañante del sexo masculino fueron asesinados por una turba de habitantes del municipio de San Nicolás Buenos Aires en el estado de Puebla.

A ellos, los pobladores, los acusaron, juzgaron y sentenciaron a morir. Los hechos ocurrieron en pleno centro del municipio en donde la pareja fue atada a un poste de energía eléctrica y la muchedumbre, los golpeó. A él, lo asesinaron en ese lugar, a la litigante, la golpearon en incontables ocasiones y le causaron traumatismo craneoencefálico. Ella fue rescatad con vida, por elementos de la Guardia Nacional, trasladada a un hospital en donde al final murió.

Hasta la tarde de este miércoles, no había detenidos por los hechos ocurridos.

Las fotos del día