Sociedad y Justicia

Sin avance de FGE en caso de 7 comerciantes desaparecidos hace un año en Ixtaczoquitlán

octubre 27, 2020

Ixtaczoquitlán, Ver.- La Fiscalía General del Estado (FGE) no es capaz de aclarar la desaparición de siete comerciantes ocurrida hace un año. En 12 meses solo detuvo a dos ex policías municipales presuntamente involucrados en el ilícito, pero hasta ahí. No hay más avance en las investigaciones y mucho menos atención a los familiares de las víctimas, quienes este lunes se manifestaron en Ixtaczoquitlán, lugar en donde sucedieron los hechos.

Los familiares tomaron postura ante el fracaso de las investigaciones para hallar a sus deudos:

"Un año ha pasado desde la desaparición de nuestros compañeros; un año que solo ha vuelto a demostrar que vivimos en un estado de impunidad, donde el crimen tiene más control de nuestra sociedad que el propio gobierno. Un año en donde las autoridades han vuelto a mostrar su indolencia y su falta de empatía con el pueblo, del cual solamente se sirven para sus propios intereses; a pesar de haberse proclamado diferentes, a pesar de haberse colgado de los desaparecidos para ganar credibilidad", señalan.

Más adelante, aclara: "Un año en donde la herida de estas familias, de nosotros mismos, no solo no ha sanado, sino que se ha hecho más honda y más dolorosa pues caminamos en un sendero donde nos encontramos [con la] falta de justicia, corrupción y desinterés de un gobernador que no hace frente a la situación, e incluso huye de las víctimas".

Destaca que: "La incertidumbre que se vive por la ausencia de nuestros desaparecidos ha carcomido nuestras vidas en cada nuevo día que amanece, pues sabemos que no podemos confiar en las autoridades para que nuestros familiares vuelvan a casa, ya que han sido cómplices en esta red de crimen en la que nos han hecho vivir. Claro ejemplo son las desapariciones que hoy recordamos y que nos vuelven a doler; pues estas desapariciones fueron perpetradas por las mal llamadas fuerzas del orden de Ixtaczoquitlán, que estaban trabajando bajo el cobijo de un director de Gobernación que hoy se encuentra prófugo; que hoy se encuentra huyendo cobardemente, después de burlarse de la sociedad y lastimarla como vil delincuente.

"Han pasado las horas, los días, los meses y las respuestas de justicia no se han hecho presentes. Hay dos ex oficiales de policía imputados por este caso, pero la sentencia se ve tan lejos de llegar como el día de los hechos. Este retraso lacera directamente el camino de la búsqueda de nuestros compañeros porque, aunque no claudicamos en esta acción, tenemos que hacerla en medio de las incertidumbres y de la desprotección.

"Volvemos a exigir justicia, volvemos a exigir que el gobernador dé la cara y asuma la responsabilidad que le corresponde. Volvemos a exigir que la Fiscalía General del Estado se ponga a trabajar, que se deje de simulaciones y dé a las familias veracruzanas resultados que les devuelvan la paz; esa paz que el mismo Estado nos ha robado".

Por estos motivos, señala, "levantamos esta exigencia como una demanda surgida del hastío generalizado [ante] el clima de incertidumbre y violencia que se ha acrecentado en las últimas semanas, en las que se desaparece a familias completas y el Estado solo se queda mirando con desfachatez. No pensamos, hace un año, que nuestro hastío se pudiera incrementar; no pensamos que la situación pudiera empeorar, pues ya vivíamos hundidos en una terrible crisis de inseguridad, pero hoy, lamentablemente, nos damos cuenta [de que] estábamos equivocados: la crisis creció brutalmente y, como bola de nieve viene aplastando a los ciudadanos sin que los responsables de la seguridad y el bienestar de los veracruzanos muevan un solo dedo para cambiar esta situación.

"Hoy exigimos porque es justo, porque no se nos han dado respuestas claras y, sobre todo, porque tenemos la cara bien en alto, ya que tenemos las manos llenas de lodo y fango por estar haciendo el trabajo que estas autoridades indolentes no se han atrevido a hacer. Hoy exigimos no solamente porque es nuestro derecho, sino porque nos lo deben", expone el pronunciamiento.

Jorge Reyes Flores, de 43 años; Jorge Obed Reyes, de 41 años; Jorge Alducin, de 45 años; Ricardo Montesinos, de 20 años; Daniel García Reyes, de 26 años; Humberto Gil García, de 32 años y Luisa Carrera Valdez, de 30 años, son los siete comerciantes, originarios de Ciudad Mendoza que desaparecieron, desde hace un año y que hasta el momento no ha sido localizados.