Municipios

Muere un presunto extorsionador dentro del cuartel de la policía; FGE ya investiga

octubre 26, 2020

Un presunto extorsionador murió en los separos del cuartel de policía de San José, General Heriberto Jara Corona, en Xalapa. La víctima fue identificada como miembro del grupo delictivo 35-Z, célula disidente del sangriento Cártel de los Zetas; en siete meses es la segunda persona que muere en este sitio.

Pese al hermetismo de las autoridades, una fuente de la Fiscalía General del Estado (FGE) afirmó que la víctima tenía huellas de tortura.

La detención del hoy occiso fue en la carretera Banderilla-Perote tras el reporte de una extorsión "en progreso", por lo que de inmediato efectivos estatales acudieron a un centro de reciclaje de la zona, donde se detuvo al delincuente en flagrancia.

Fue aproximadamente a las 10 de la mañana del sábado cuando policías estatales capturaron al presunto extorsionador quien era acompañado de otros dos individuos que lograron darse a la fuga.

Los tres viajaban en un vehículo de lujo, el cual incautado. Tras un despliegue policiaco los gendarmes lograron detener a un segundo implicado en la extorsión quien fue identificado como Florencio "N", El Diablo, miembro de la célula delictiva y quien tenía aterrorizados a los comerciantes de la zona conurbada Banderilla-Xalapa.

La víctima de la extorsión denunció que mes con mes acudían a su negocio a exigirle 25 mil pesos por cobro de piso y para no atentar en su contra, familia o patrimonio.

Fue a las 16:30 horas de el mismo sábado que fue reportado a las autoridades ministeriales el fallecimiento del infractor, a quien se le identificó como miembro de la célula delictiva 35-Z, grupo disidente de Los Zetas, con operaciones ilícitas en la región de Perote y que extendieron sus actividades ilegales hasta Banderilla, según las primeras investigaciones de la policía.

Fuentes oficiales detallaron que el presunto delincuente contaba con múltiples señalamientos delictivos, principalmente por extorsión.

Ante estos hechos, la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Veracruz, en un escueto boletín, advirtió que las investigaciones están a cargo de la Fiscalía.

"Por parte de esta dependencia estatal se realizan los trámites correspondientes para coadyuvar en las investigaciones de las autoridades encargadas del caso y deslindar responsabilidades".

De mayo a la fecha es el segundo detenido por policías estatales que muere en los separos del cuartel de San José. La primera ocasión fue el deceso de Carlos Navarro Landa, joven serigrafista que pereció a causa de los múltiples golpes de la policía.

A siete meses de su muerte, la Fiscalía General de Veracruz no ha avanzado en las investigaciones, reprochan los familiares de la víctima.