No paran los accidentes en la carretera Xalapa-Coatepec pese a rehabilitación
octubre 21, 2020 | Agencias

De marzo a agosto de este año, el Cuerpo de Bomberos de Coatepec ha brindado 70 servicios de auxilio a automovilistas que han resbalado en el asfalto en la carretera Xalapa-Coatepec. Los accidentes son más frecuentes con la lluvia y el exceso de velocidad. En mayo se registró el deceso de una mujer cuando la motocicleta en que viajaba junto con otra persona derrapó.

Expertos atribuyen los constantes percances a deficiencias en la construcción pues a pesar de que se planeó como una avenida de cuatro carriles no se tomaron las previsiones técnicas para evitar el derrape de las unidades.

Las administraciones del PAN y Morena han ofrecido hacer trabajos para evitar incidentes en el mencionado tramo, que se ha convertido en una trampa mortal para los automovilistas.

El comandante de bomberos, Diego Solano Montano, consideró que los derrapes y decesos van a persistir en tanto no se haga un recubrimiento del concreto.

Cabe mencionar que el Órgano de Fiscalización Superior (Orfis) auditó la obra en 2017. Sus resultados se contraponen a lo dicho por los expertos, pues determina que los accidentes se deben a que la carretera tiene escurrimientos naturales de agua, lo que crea efectos de acuaplaneo que provocan una condición insegura y pueden dar lugar a situaciones de peligro a los conductores.

En su primer informe de gobierno, Cuitláhuac García Jiménez afirmó que la Secretaría de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP) corrigió las deficiencias de la vía de comunicación, aplicando superficie de rodamiento de alta fricción para evitar más percances. Sin embargo, el 22 de septiembre habitantes de unidad habitacional La Florida se manifestaron nuevamente por las deficiencias de la obra pues señalaban que estos hechos continuaban.

El 3 de junio de este año se suscitaron siete percances, cinco en el tramo de Los Arenales, antes de Río Sordo, en el carril a Coatepec. Otros dos incidentes ocurrieron ya en Coatepec también sobre la misma vía.

Ello confirma que las acciones que hizo la administración de Cuitláhuac García Jiménez, que se anunciaron en el primer informe de gobierno, no solucionaron el problema.

Lluvia, factor que aumenta el riesgo de accidentes: Bomberos

El comandante Diego Solano Montano explicó que en la temporada de lluvia es muy frecuente que ocurran accidentes. Opinó que en muchos de los casos la velocidad no es un factor determinante.

Cada que se pide auxilio participan elementos de la Cruz Roja, Tránsito del Estado, policía estatal y bomberos, especialmente cuando hay derrame de combustible o cuando una persona queda atrapada en los vehículos accidentados.

Refirió que hay días en los que han atendido hasta nueve llamados de auxilio, "con la lluvia y el piso mojado como que derrapa más la llanta; cuando se frena las llantas no se amarran con el concreto, se van".

Mencionó que se ha dicho que el derrape en la zona se atribuye a que se usó en exceso acelerador para el secado del concreto, lo que provoca que las llantas se deslicen en el asfalto.

"En marzo o abril le metieron antiderrapante en las curvas y siguen ocurriendo los accidentes, aunque menos. En los últimos dos meses se han registrado al menos 10", detalló.

También se instalaron vibra-topes y se están colocando pasos peatonales. Son rampas de concreto, pero también está generando choques por alcance pues automovilistas viajan con rapidez.

"Podrían funcionar bien señalizados. Ojalá que la gente disminuya la velocidad. Desde hace 15 días los están poniendo, pero ya han ocurrido percances", añadió.

Cuando este vía era de asfalto era menor el número de choques, los cuales estaban relacionados con la aceleración con que se manejaba. Ahora que se colocó concreto, con la intención de ampliar el periodo de vida útil, se incrementó el número de choques, derrapes y volcaduras que ha generado daños materiales y pérdida de vidas humanas.

La reinauguración en periodo de Yunes duraría 40 años, afirmó

En febrero de 2018, el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares inauguró la reconstrucción con concreto hidráulico de esta vialidad. En ese momento aseguró que los cuatro carriles con concreto hidráulico garantizaban una vida útil de 40 años.

Esta vía comunica a más de un millón de veracruzanos de Xico, Teocelo, Cosautlán de Carvajal y Ayahualulco; tiene un aforo vehicular de 35 mil vehículos al día.

En los trabajos de modernización se invirtieron 135 millones de pesos. Fue la empresa Eyasa S de RL de CV y Grupo Constructor Transportieren, con residencia en San Pedro Nuevo León, los que realizaron los trabajos, contratados por Julen Rementería del Puerto, actual senador.

En auditoría, el Orfis detectó deficiencias en su construcción

Según datos de las auditorías realizadas por el Orfis en 2017, se observó que la carretera se utiliza como pista de alta velocidad cuando el límite máximo es de 60 kilómetros por hora.

Se mencionó la falta de reductores, señales informativas a más corta distancia y letreros luminosos con límites de velocidad permitidos y reducción en las zonas que se han convertido en urbanas.

También se detectó carencia de elementos que den seguridad: topes que funcionen como pasos peatonales en zonas urbanas, vialetas, botones y señalamientos horizontales y verticales.

No hay iluminación del kilómetro 0 al 4+000; se efectuaron dos pruebas de frenado a 60 y 80 kilómetros por hora sin detectar ninguna diferencia en el frenado con algún otro pavimento de concreto convencional, con lo que se concluyó que no hay un efecto deslizante en el pavimento que provoque los accidentes.

Sin embargo, se destaca que esta vía tiene escurrimientos de agua naturales que cruzan de lado a lado y no cuenta en toda su extensión con cunetas o desagües que capten estos escurrimientos antes de que crucen por encima.

Estos escurrimientos crean efectos de acuaplaneo que provocan una condición insegura y de peligro para los conductores. Al aumentar la lluvia, se incrementan los escurrimientos y el riesgo de que, si se maneja a velocidad inmoderada y a una distancia entre autos inadecuada, ocurran choques.

Asimismo, se expone que la carretera carece de elementos de seguridad como barras metálicas y dispositivos que protejan al usuario en caso de accidente, y de obras complementarias para conducir los escurrimientos pluviales antes de que lleguen a la superficie de rodamiento.

Las fotos del día