Política

La esencia de la política

octubre 19, 2020

He aprendido que la política es una ciencia que trata los asuntos públicos y define el destino de un pueblo, administrando los recursos, con base a la legalidad y legitimidad, organizando un gobierno y vinculándose con la sociedad para satisfacer sus necesidades.

Es a través de la participación ciudadana que se motivan las transformaciones sociales a través del poder, siendo la facultad de cambiar las cosas.

Tras pasar por diversas etapas en la historia, donde se consolida desde la familia, tribus, dinastías, linajes, monarquías, imperios, dictaduras, se llega a la democracia como destino político de los pueblos, quienes definen su propio sistema de gobierno a través de un régimen.

Para el gran filósofo de la democracia Norberto Bobbio la democracia se define en dos planos, el ideal y el real, de ahí que Michelangelo Bovero, su discípulo, define que en los dos ámbitos la diferencia está entre el significado y la realidad concreta.

La democracia es dinámica y cambiante en la medida que las personas van resolviendo sus demandas y priorizan sus intereses.

En la política del México contemporáneo la democracia juega un gran papel para definir un rumbo, a través de la visión realista de la ciudadanía. La lucha se consolida con ideales, pero se nutre con práctica.

Vemos con mucha atención que el pueblo de México definió el destino que deseaba tomar en torno a su régimen de gobierno y con ello llevar a la práctica lo que en planes y programas se idealiza con la Cuarta Transformación, la que trabaja con firmeza y profundidad, cambiando rumbos y demostrando que está dispuesta a impulsar el cambio verdadero.

El camino no es fácil, pero la gente sabe que son muchos años de redes de corrupción con las que se debe de pelear a diario, sumándose la sistemática manifestación de la manipulación de la verdad de los conservadores, cuyo origen se remonta a los grupos que añoran el poder y hará lo necesario y sin escrúpulos para recuperar sus beneficios.

Hoy somos testigos que el régimen priísta de los estados de la República de Hidalgo y Coahuila mantienen la hegemonía del poder por sus prácticas ancestrales de manejo de la política interna, muy característico del PRI, lo quieren vender como una derrota de Morena, pero se tiene que analizar con detalle y mucho cuidado, el proceder gubernamental con lo que impusieron a sus candidatas y candidatos. Respetamos a la democracia y la participación ciudadana; en democracia se gana o se pierde, solo es necesario que siempre sea en paz.

Morena avanza y se consolida, porque trabaja y lucha, sin complicidades o a oscuras, siendo resultados no son definitivos, pero sí es una gran señal de que la unidad y la adecuada organización, son ejes fundamentales para alcanzar cualquier propósito.

Morena no puede esperar más para definir su dirigencia nacional, para nosotros ha quedado claro que el pensamiento, ideales y experiencia del compañero Porfirio Muñoz Ledo es garantía de organización y unidad, es un hombre de firmes convicciones que tuvo la oportunidad de delinear una izquierda capaz de defender al pueblo, a través del debate. Sus principios los ha sembrado profundamente, echando raíces fuertes, para que hoy exista lo que tenemos como un movimiento ciudadano que ha cambiado al país.

Porfirio Muñoz Ledo es un hombre que ya quedó grabado en la historia de México, cuya visión transita entre la teoría hacia la práctica y hace teoría. Es un hombre que sabe  cómo construir puentes de diálogo, discusión y debate. Es un extraordinario parlamentario y diseñador de políticas públicas exitosas. Es congruente, tenaz, y su visión como hombre de Estado, le dará un rumbo al partido Morena que le permitirá sentar mejores bases ideológicas y prácticas.

Para hacer política lo primero es escuchar a la militancia, entender sus necesidades, demandas, experiencia, por lo que junto con cada mujer y hombre, trabajamos hombro con hombro, sin protagonismos, solo con el único propósito de consolidar un proyecto social.

Nuestro deber en Morena-Veracruz es mantener la unidad, escuchar y estar muy cerca de quienes conocen la verdad y actuar, ser dinámicos y junto con la eficacia y eficiencia, demostrar la honestidad y honradez de la 4T.

Es tiempo de consolidar el rumbo, de mirar de frente con orgullo, dignidad y certeza de que estamos haciendo historia con honor.

México ya no es el mismo de cuando gobernaron el PRI y el PAN, porque cada vez más, se va demostrando la existencia de las putrefactas redes de poder en los más altos niveles que hacen de la corrupción su forma de sobrevivir.

Mientras, en Veracruz seguimos caminando con humildad y respeto, y por ello expreso mi gratitud eterna por las habilidades y gentileza de acompañarme de mujeres y hombres que están en Morena porque aman a nuestra patria, por encima de sus intereses personales.

Es un gran orgullo para mí, ser militante de Morena. Y estoy convencido que daremos lo mejor, mujeres y hombres que sumaremos esfuerzos para demostrar que somos una verdadera fuerza social que transforma, sirve y trabaja.