Política

Historia de vida: venció al cáncer 4 veces

octubre 19, 2020

Orizaba, Ver.- Los últimos 14 años de la vida de Marissa Chávez Zavala han sido de una constante lucha de supervivencia en contra de una enfermedad con altos índices de mortandad, como es el cáncer. Ella en cuatro ocasiones lo venció y ahora es una historia de vida y ejemplo para aquellos que lo padecen y que pueden superarlo, actualmente disfruta una buena calidad de vida, tras el tratamiento al que se sometió en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Su enfermedad es un cáncer dependiente de hormonas, lo cual hace que sea menos agresivo que los demás, pero el tratamiento oportuno favorece una buena evolución. En este caso hubo recurrencia en huesos y partes blandas; actualmente la paciente se encuentra en buenas condiciones y en vigilancia.

Desde los 23 años de edad inició su batalla y, actualmente, se graduó en una segunda carrera universitaria, tiene una maestría, emprendió un negocio, colabora en una revista y planea nuevos proyectos para crear empleos.

Su historia médica empieza luego de confirmarse el diagnóstico de cáncer de mama. Ella fue sometida a una mastectomía radical en la mama izquierda, cirugía en la que también le extirparon ganglios. El tratamiento posquirúrgico constó de seis quimioterapias en el Hospital General Regional en Orizaba, a lo largo de seis meses; además de 30 radiaciones en el Centro Médico Nacional Siglo XXI, que provocaron cambios radicales en su cuerpo.

"En el IMSS encontré un efectivo aliado, y en el personal a cargo de mi atención, los mejores compañeros de lucha. El cáncer me enseñó a valorar y agradecer todo. Si yo pude, todas pueden", es lo que cuenta.

La segunda vez que enfrentó el cáncer fue cuatro años después, cuando fuertes dolores en la espalda revelaron que tenía metástasis, se había desarrollado un tumor en uno de los nervios de la columna, lo que la paralizaba; nuevamente en el IMSS le salvaron la vida al brindarle atención oportuna. En esa ocasión recibió seis sesiones de quimioterapia y 10 radiaciones en la columna, que le ayudaron a salir adelante.

La tercera batalla contra el cáncer fue a los 33 años, ella desarrolló una forma muy leve de cáncer que se manifestó con muchas bolitas pequeñas en la piel, que tenían actividad tumoral, pero en esta ocasión tuvo que recibir un tratamiento fuerte para poder recuperarse.

Su lucha contra el cáncer, regresó en mayo pasado. Empezó con fuertes malestares en la cadera, y luego de que en el Seguro Social le realizaron los estudios correspondientes, se confirmó la presencia de células malignas, por lo que le aplicaron radiaciones en cadera y esternón; en agosto, los estudios indicaron que nuevamente erradicó el cáncer de su cuerpo.

En su lucha contra el cáncer, Marissa reflexionó: "la vida es un juego y si éstas son las cartas con las que me tocó jugar, pues lo hago de la mejor manera, y en una de esas, hasta gano".

De acuerdo con la oncóloga médica adscrita al Hospital General Regional, en Orizaba, Damaris Sánchez Hernández, el cáncer de mama bilateral –el que Marissa padeció– es muy raro y se divide en dos tipos: sincrónicos –al mismo tiempo en ambas mamas– y metacrónico –cuando hay al menos un año de diferencia entre su recurrencia–.

Entre el 1 y 2 por ciento de los casos de cáncer de mama son bilaterales, es decir, primero se presenta en un seno y después en el otro, pero es excepcional cuando ocurre en edades tempranas, sin embargo, a ella le sucedió, pero al final lo superó.

El pequeño Jordan Vadhir tiene leucemia y necesita apoyo

Un grupo de apoyo solicita ayuda para difundir una pequeña rifa benéfica a favor de Jordan Vadhir Mendoza Ronzón, un niño xalapeño de nueve años que, en compañía de su madre, Carmen Mendoza Ronzón, lleva una larga lucha desde los tres años contra el cáncer en la sangre: leucemia mieloide aguda.

Jordan se encuentra esperando su tercer trasplante de médula ósea, el cuál se llevará a cabo en el Instituto Nacional de Pediatría de la Ciudad de México. Para ello necesita la cantidad de 50 mil dólares. La mitad de esta cantidad fue donada por una asociación, por lo que ahora sólo se necesitan recaudar 25 mil dólares para realizar el trasplante.

Desde sus posibilidades, alrededor de 26 pequeños negocios xalapeños, se unieron y aportaron un producto de su venta para rifarlo el 24 de octubre, a través de Facebook. La dinámica para ayudar es muy sencilla, se realiza un depósito o transferencia a la cuenta Scotiabank de donativos de Jordan:

Cuenta: 25600196804; Clabe interbancaria: 044840256001968043; o bien, mediante un depósito en cualquier tienda Oxxo a la tarjeta número: 5579225091025216

Se hace una foto o captura de pantalla del depósito y la mandan al WhatsApp 2288599985 https://wa.link/fqxvun o vía inbox a la página de Facebook Boom Store Xalapa. Son diez premios por los que pueden participar.

La persona encargada de organizar está rifa es Yéssica Espinoza Peralta, una joven xalapeña comprometida con esta causa y Ulises Jair Velásquez García. Compartir esta información en redes sociales también sería de ayuda para llegar a más personas.