Política

Casas de préstamo abusan de los pensionados pues habría convenios con institución: barzón

octubre 16, 2020

A través de 40 empresas que ofrecen sus servicios a maestros y jubilados se está cometiendo "usura institucionalizada", en donde se tiene como cómplice a la corrupción, a la indiferencia y a la falta de tutela de los derechos de los gobernados por parte de los órganos del Estado, sostuvo Teresa Carbajal, representante de El Barzón Veracruz.

En conferencia de prensa, acompañada de José Luis Mendo Sobrevilla y Lourdes García Mora, representantes del Movimiento Fuerza Magisterial "Docentes en pie de lucha", comentó que de otra manera cómo se explica el pase directo de ciertas sociedades financieras para gravar la nómina de los trabajadores, pensionados y jubilados a favor de prestamistas que quincenal o mensualmente se aseguran el cobro de altos intereses a su favor.

A fines del mes de agosto del 2020, en el marco de las acciones de la Jornada Estatal para la Defensa del Patrimonio Familiar, recibieron el caso de una pensionada del Instituto de Pensiones del Estado de Veracruz (IPE) que se quejaba del alto cobro de intereses por un préstamo, así como de las indebidas conductas y malas prácticas de una sociedad anónima que le privaba cada mes de más del 40 por ciento de su único ingreso para subsistir, lo que perjudicaba su calidad de vida y la mantenía permanentemente endeudada.

Con ese caso, comentó, descubrieron el modo de operar de las casas de préstamo al interior de las instituciones del estado de Veracruz, el cual se basa en la existencia de "convenios de vigencia indefinida" entre sociedades financieras que han encontrado un nicho de mercado con los pensionados y jubilados del Instituto de Pensiones, que a cambio del 5 por ciento neto y libre de impuestos sobre el total del importe mensual, aplicaban el descuento a los trabajadores para entregarlos al prestamista.

Si bien el IPE se ha justificado en reiteradas ocasiones trasladando la culpa al deudor por haber aceptado el crédito y firmar una instrucción de autorización para el descuento, lo cierto es que, como lo indica el propio contrato, lo anterior solo es posible ejecutar con aquellas instituciones con quienes la dependencia tenga convenios o acuerdos.

Las instituciones se han convertido en cobradores o tiendas de raya de agiotistas.

¿Por qué el gobierno del cambio, el de la Cuarta Transformación, no ha tenido la voluntad de acabar con esas prácticas que están lastimando los derechos laborales de los trabajadores?, cuestiona Teresa Carbajal.

¿Por qué si la promesa ha sido de bienestar, se contribuye a propiciar pobreza, sobre todo, en un estado de emergencia económica y de salud?

¿Quién es el beneficiario de estas ganancias inmorales que tienen como origen el abuso? ¿Y si se dijera que son los mismos trabajadores? Estoy segura de que, de saber el origen, no podrían estar de acuerdo en ser cómplices del exterminio de la solvencia de sus compañeros.

Los integrantes del magisterio veracruzano señalaron que lo mismo ocurre en la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) y pidieron que se revisen los contratos de crédito que hacen descuento a la nómina de los trabajadores de todas las instituciones del estado.