Sociedad y Justicia

Respalda Iglesia católica protestas contra minería toxica en Actopan y Alto Lucero

octubre 08, 2020

La Iglesia católica respalda a los pueblos unidos contra las minas de Caballo Blanco y El Cobre, que están en etapa de exploración en los municipios de Actopan y Alto Lucero, por lo que también convoca a la población a sumarse a la manifestación en contra de la minería tóxica el próximo 10 de octubre, porque daña al ambiente y afecta a la salud.

Ayer pendía en la torre de la Catedral Metropolitana una manta dirigida al presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y al gobernador del estado, Cuitláhuac García Jiménez, en donde se leía el mensaje "No a las Minas, #VidaoMina, Pueblos de Veracruz".

Por su parte, el vocero de la arquidiócesis de Xalapa, José Manuel Suazo Reyes, a través de sus redes sociales escribió: "el próximo 10 de octubre de 2020 los pueblos unidos en defensa del territorio tendrán una manifestación en la plaza Lerdo para continuar su lucha [y] que Veracruz sea declarado libre de minería tóxica que daña el ambiente y afecta la salud de la gente. Cuidemos la naturaleza".

El domingo pasado, el arzobispo Hipólito Reyes Larios también se pronunció en su homilía en contra de las minas, y recordó que hace un año se hizo una manifestación de "cuidado a la tierra", con el lema: "Sí a la vida, no a la mina", que alertaba de que empresas trabajaban en las regiones de Palma Sola y Quiahuiztlán, por la Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde, hacia la zona de Chiconquiaco, desarrollando proyectos y experimentos de extracción de minerales.

Destacó que esta región del centro de Veracruz es hermosa en recursos naturales que son como "dones de Dios", con plantas especiales que no existen en otras partes del país, y una migración de aves que entran por la región de la laguna de La Mancha.

Reyes Larios mencionó que a pesar de que la población y organizaciones defensoras del medio ambiente han denunciado estos experimentos de extracción de minerales y son del conocimiento del gobierno del estado, "a veces" los trabajos siguen haciéndose por debajo del agua y hay que estar siempre manifestando el desacuerdo por la destrucción de estos ecosistemas.

Ante el avance de las mineras en Veracruz, el 10 de octubre habrá una manifestación en la capital veracruzana, en donde las poblaciones se declararan abiertamente en contra de la minería tóxica, convencidos de que la mayor riqueza de las montañas es su biodiversidad, su acervo de recursos naturales, su gente y el enorme legado que los pueblos originarios dejaron a las sociedades actuales.

El área de influencia de esta mina es particularmente importante por su gran diversidad biológica y ecosistémica, su riqueza cultural y arqueológica, así como su topografía de montañas, playas y planicies que son sustento de la economía de muchas comunidades campesinas que allí habitan.