Aseguran que empleados de Bienestar e INPI robaron boleto de lotería ganador
octubre 05, 2020 | Carlos Hernández y Fernando Inés Carmona

Miembros del comité de padres de familia de la telesecundaria "Gregorio Torres Quintero" acudieron este fin de semana a la fiscalía regional para denunciar al delegado regional de la Secretaría de Bienestar, Dagoberto Valverde.

El plantel educativo fue uno de los ganadores (de 20 millones de pesos) del premio de la Lotería Nacional en la rifa del avión presidencial, sin embargo, en días pasados, dijeron, el delegado federal de apoyos sociales en Veracruz, Manuel Huerta Ladrón de Guevara y Dagoberto Valverde, según señalan los padres de familia, recogieron el billete de lotería con la excusa de "mantenerlo seguro".

La escuela ubicada en Zihuateo, ubicado en el municipio de Atlahuilco, en la sierra de Zongolica, una zona de difícil acceso, denunciaron el presunto robo ante la fiscalía regional y exigieron una mesa de diálogo con algún funcionario de gobierno.

Los quejosos aseguraron que les quitaron el boleto de lotería con engaños, con el dinero de la lotería se buscaba realizar múltiples obras por el bien de la comunidad y los estudiantes de la telesecundaria.

Aseguraron que quienes conocen las necesidades del pueblo son ellos y solo buscan que el recurso sea aplicado al plantel educativo y a la comunidad, ya que aseguraron son muchas las carencias que tienen, y no es justo que se quieran aprovechar..

Los funcionarios actuaron

con dolo, señalan

El viernes los padres de familia habían amenazado con demandar: "Pedimos que nos regresen los boletos ganadores de la rifa del avión presidencial; si no lo hacen, vamos a proceder por la vía legal". Cumplido el plazo para que la coordinación de programas federales del gobierno de México reintegre el boleto premiado con 20 millones de pesos, dijeron que ya no quieren explicaciones, sino que se abran las investigaciones correspondientes y con ello se determine la responsabilidad.

Señalaron como responsables a Manuel Escobar, director del Instituto Nacional para los Pueblos Indígenas y Dagoberto Valverde, delegado regional de Bienestar.

Ambos funcionarios habrían citado a la tesorera de la sociedad de padres de familia, quien al parecer no sabe leer ni escribir, para exigirle que entregara los boletos de la lotería nacional, con el que esta escuela ganó 20 millones de pesos, producto de la rifa del avión presidencial, "sólo citaron a la tesorera de quien se aprovecharon de su ignorancia y porque saben que no podría defenderse porque no habla el español".

Las fotos del día