Municipios

Trasladan sin aviso a 13 internos del penal de Poza Rica para su audiencia en Xalapa

septiembre 24, 2020

Poza Rica, Ver.- En medio de un fuerte operativo por parte de fuerzas federales, 13 detenidos, de un total de 33 que estaban recluidos en el Centro de Reinserción Social (Cereso) de Poza Rica, acusados por secuestro desde la administración estatal de Miguel Ángel Yunes Linares, fueron trasladados a Xalapa, lo que ocasionó incertidumbre y temor en familiares que aún defienden su inocencia.

Madres y esposas de algunos de los 13 trasladados explicaron que no hubo notificación sobre esta sustracción, y comentaron lo único que les informaron fue que los llevaron a un juzgado federal en Xalapa, para una audiencia por la acusación de portación ilegal de armas.

Destacaron que los abogados tampoco fueron notificados; consideran que se trata de un abuso de autoridad y una arbitrariedad, en este caso, contra sus familiares, pues tienen cerca de cuatro años recluidos, acusados por un delito que la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha podido comprobar.

Indicaron que se enteraron del traslado debido a que personas que acudieron a visitas durante este miércoles al Cereso se toparon con el operativo de fuerzas federales, para sacar a los acusados de delitos como secuestro y portación ilegal de armas.

Recordaron que fue un 31 de diciembre del 2016 cuando un total de 37 personas fueron detenidas bajo un fuerte dispositivo de seguridad que se implementó en la colonia Arroyo del Maíz, y otros puntos de Poza Rica.

De ellos, dos eran menores de edad, por lo que solamente 35 fueron ingresados al Cereso en Poza Rica, de los cuales, solamente dos tienen una sentencia y el resto cumple cuatro años sin ser declarado culpable o inocente.

Recordaron que un albañil y un elemento de la Fuerza Civil fueron las presuntas víctimas del secuestro, aunque señalan que de estos solamente el elemento policiaco se presentó a declarar en audiencia.

Los familiares reclamaron por temor a que sus familiares no sean devueltos al Cereso de Poza Rica y se cometan abusos, que los obliguen a aceptar la culpabilidad, o los trasladen a una penitenciaría federal, en donde difícilmente podrían visitarlos.