Política

Golpe a huachicoleros: asegura Semar buque tanque y bodega con combustible robado

septiembre 21, 2020

Coatzacoalcos, Ver.- La Secretaría de Marina (Semar) incautó una bodega en Cárdenas, Tabasco, y una embarcación en Coatzacoalcos, Veracruz, donde se almacenaba y trasegaba combustible robado a Petróleos Mexicanos (Pemex); se presume que se trata de operaciones del crimen organizado, el cual trabaja en este corredor del sureste del país.

En un comunicado, la dependencia informó los resultados del operativo Refuerzo Sonda, que se implementa en los puertos del país, pero en especial en Ciudad del Carmen, Dos Bocas, Coatzacoalcos y Veracruz.

Con apoyo de varias dependencias de seguridad y del área energética, elementos de la Semar hicieron una supervisión administrativa a la bodega con razón social de la empresa Weatherford, en el ejido Francisco Villa, y al buque Blue Commander, atracado en el puerto de Coatzacoalcos, Veracruz.

En Cárdenas, Tabasco, se encontró una toma clandestina en el poliducto de 12 pulgadas Minatitlán-Villahermosa empleada para el robo de combustible, con válvulas especiales que se conectaba a un autotanque para trasegarlo y moverlo a instalaciones que ya tenían en la zona.

El operativo se desplegó el 11 de septiembre y ahí se encontró una unidad de autotransporte de carga, la cual contaba con reporte de robo, de acuerdo con la base de datos de la Policía Federal. Ese mismo día, se implementó en la zona un operativo a una bodega que utilizaba la razón social de la empresa petrolera Weatherford, ubicada a un costado de la Carretera Costera del Golfo, en inmediaciones del poblado Francisco Villa (C-31), del municipio de Cárdenas, Tabasco, donde se inspeccionó y se clausuró el inmueble por no acreditar sus obligaciones en materia de seguridad operativa e industrial.

El Agente del Ministerio Público de la Federación (AMPF) giró una orden de cateo al inmueble, el cual fue ejecutado por elementos de la Unidad Especializada en Investigación de Asalto y Robo de Vehículos (UEIARV), de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (Seido), y la Marina.

En la bodega se encontraron 16 tanques verticales de almacenamiento de hidrocarburo, así como cinco unidades de autotransporte, con el cual transportaban el combustible por el país. Como parte de la misma investigación, los días 12 y 13 de septiembre se intervino administrativamente el buque Blue Commander, atracado al muelle de Agroindustria en la Laguna de Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz; en donde se encontraron en flagrancia dos unidades de autotransporte que abastecían de hidrocarburo al buque mencionado.

Con apoyo de la Fiscalía General de la República, los elementos de la Marina catearon la embarcación y detuvieron a 21 tripulantes por el probable delito de posesión y almacenamiento de hidrocarburo al no acreditar los permisos correspondientes, además, de asegurar el buque.

Pugna entre grupos delictivos

La Semar además investiga varias denuncias anónimas que establecen que en los puertos del Golfo operan células de Los Zetas y el Cártel Jalisco Nueva Generación, los cuales se encuentran en pugna.

Las investigaciones de las fuerzas federales señalan que en el corredor Coatzacoalcos-Cárdenas, estos grupos emplean bodegas y unidades de carga para mover el producto robado de un poliducto, el Minatitlán-Villahermosa, que corre paralelo a la carretera 180.

En el 2019, en las inmediaciones del Poblado Venustiano Carranza de Cárdenas (C-23), la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) aseguró una ostentosa finca con 26 vehículos de diferentes tamaños y seis equipos de maquinaria pesada, ubicada a pocos kilómetros del poliducto de Pemex Minatitlán-Villahermosa.

Además existe una violencia creciente por la pugna de los grupos delictivos que operan en la zona; los informes de la Semar señalan que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) y el grupo delictivo Sangre Nueva Zeta, una escisión de Los Zetas, operan el trasiego de combustible en recintos portuarios de Veracruz, Tabasco y Campeche y mantienen varias instalaciones clandestinas en este corredor.

El 11 de septiembre fueron ejecutadas tres mujeres en una fonda de comida, en el ejido palo Mulato, perteneciente al municipio de Huimanguillo, sobre la carretera federal del Golfo número 180. En este lugar, un grupo delictivo dejó un mensaje señalando que estaba haciendo una limpia.

El 20 de agosto, fueron encontrados los cuerpos de seis personas, cinco varones y una mujer, ejecutados a un costado de la carretera federal 180. Las víctimas fueron secuestradas en Agua Dulce, Veracruz, y ultimadas en la zona de La Venta, Tabasco, cerca del puente del río Tonalá, que es el límite natural entre los dos estados.

También el 7 de junio , cuatro policías municipales de Huimanguillo fueron secuestrados por un comando armado, cuando circulaban por el crucero de la ranchería Pejelagartero.