Política

Felipe de Jesús, el "manitas sucias y sangrientas"

septiembre 19, 2020

"Calderonato": Período turbio, con fango rebosante y con hemoglobina a flor de piel. El pasado mes de agosto salió a la luz pública el libro (Editorial Planeta) denominado "Felipe, el oscuro", el cual alude y describe la conducta del individuo que condujo el navío nacional durante el período 2006 -2012, los sucesos acontecidos en dicha etapa y los personajes que acompañaron al supremo Mandatario en su controvertida gestión gubernamental. Olga Wornat, de nacionalidad argentina, periodista y escritora, es la autora del texto que retrata y disecciona crudamente al expresidente Felipe Calderón Hinojosa así como a su comitiva, a lo largo de 392 páginas y de nueve capítulos, con dedicatorias elocuentes y condenatorias: "A las miles de niñas y mujeres deshechas, ultrajadas, calcinadas, violadas y asesinadas a balazos; silenciadas, denigradas, abandonadas en osarios y carreteras … A las miles de víctimas inocentes de la maldita guerra de Felipe Calderón: las que dieron su testimonio y las que ya no están…"

La autora declaró en una entrevista reciente que llegó a pensar que nunca se publicaría su texto, que tal esfuerzo periodístico durante más de 2 años (2011 y 2012) permanecería en las tinieblas en razón de la brutal censura calderonista, de la cual fue víctima directa mediante amenazas, infundios, groserías ante lo cual se aleja temporalmente de México. Hoy se alegra de que por fin logró su anhelo y se puedan conocer varios aspectos, datos y acciones del ejercicio gubernamental más sórdido y sangriento de nuestro país. Indica de manera contundente que Felipe Calderón fue catastrófico en toda la extensión de la palabra, declaró una guerra plena al tráfico de drogas con miles de pérdidas humanas de por medio y depositó su confianza en un hombre siniestro, vil y despreciable (Genaro García Luna) que actualmente es juzgado en EEUU por sus vínculos con el narcotráfico. Olga, en un análisis laborioso, aborda la personalidad del michoacano ferviente que se caracteriza por su doble moral, expresando mensajes idílicos de paz y prosperidad, a la vez que ordena actos deleznables y facilita el proceder maléfico y mafioso de su colaborador estrella, enlazado con su grupo exterminador.

La autora también rememora que Felipe asciende al poder "por la puerta trasera", mediante un fraude electoral y ya como presidente es cuestionado durante todo su sexenio por su labor negativa y por sus imprudencias. No entiende cómo un elemento así llegó al máximo podio de la República; lo estigmatiza y cataloga como alcohólico, agresivo, inseguro, necio, insensible, cruel y sin pizca alguna de estadista. Se sorprende que todavía este ente enfermo y su "fiel esposa" pretendan retornar a la senda del poder por medio de un nuevo partido, "México Libre", olvidándose de su legado sangriento, doloroso para muchos, con el afán de protegerse y evitar las consecuencias de su masacre. Con el agregado de que cínicamente el llamado "manitas limpias" se enarbola como un fiscal del actual Mandatario e interviene en asuntos de Estado que no le corresponden. Desvergonzadamente a destiempo procede Calderón Hinojosa; uno de sus críticos externa: "Dejó un tiradero de sangre y corrupción y a pesar de ello se aferra a regresar". El Grupo Planeta, editor de la investigación de Wornat, sobre dicho texto puntualiza: "Es un libro fundamental para entender el estado de la sociedad en México a casi una década del mandato presidencial 2006-2012, cuando quedó expuesta la falta de estrategia de Calderón como Presidente, que sólo recrudeció la violencia y volatizó la corrupción en todo el país con casos escandalosos de enriquecimiento ilícito, con favores a sus más allegados, así como la protección soterrada que brindó al narcotráfico y a los actos criminales de Genaro García Luna desde la Secretaría de Seguridad Pública, un verdadero antro de la mafia…"

Hago referencia a dos cuestiones que pintan facetas reprobables de ese "hijo desobediente" que ha guardado rencor hacia la memoria de su padre y que se enemistó abruptamente con su maestro, asesor y correligionario (ya fallecido) Carlos Castillo Peraza. Tal sujeto poderoso y visceral procedió de manera desigual e injusta con dos comunicadores conocidos, mientras a Carlos Loret de Mola lo respaldó a plenitud y le reconoció sus virtudes y dotes, así como sus ditirambos y zalamerías, a la periodista Carmen Aristegui la agredió y atacó con dureza, instrumentando una conjura de desprestigio y de presuntas sanciones a los medios donde laboraba. Ni más ni menos, deseó "borrarla", exterminarla, eliminarla de su labor cotidiana en los escenarios públicos. En otro orden de ideas, se dejó impresionar ante el proyecto modernista de la famosa "Estela de Luz" y con recursos del pueblo costeó la imponente obra escultórica, que en sus inicios se calculó con un gasto de 200 millones de pesos y que al final ese ambicioso y ostentoso "Ángel de la Independencia del siglo XXI" representó un egreso escandaloso a la nación de más de mil trescientos millones de pesos, todo en el marco de un territorio en crisis y con múltiples pobres y miserables.

Les recomiendo a los colegas, lectores y amigos que no pierdan la oportunidad de leer esa aportación bibliográfica de Olga Wornat que, para mi gusto, no tiene desperdicio particularmente esos primeros tres capítulos que versan sobre Calderón, García Luna y Margarita Zavala: (El mariscal de la destrucción, El Topo y Margarita, la socia), donde la autora "pinta" objetivamente al individuo acomplejado y temeroso, al gánster o facineroso sin escrúpulos y a la dama de buenas costumbres, inteligente, de alcurnia, perversa y con afanes sombríos para proseguir detentando el poder.