Política

Anuncian manifestación contra la minería tóxica en la entidad

septiembre 18, 2020

Empresas despojan sistemáticamente las tierras y destruyen economías regionales

En vísperas que la minera Cobre I y Cobre II concluyan trabajos de exploración y ante la posibilidad que avancen trabajos de explotación, ambientalistas, científicos y más de 87 comunidades, sostienen que la minería a cielo abierto en Veracruz es inviable ya que representa un atentado contra el medio ambiente y el derecho de los pueblos a una vida digna, por ello se declaran en contra de la minería tóxica, señaló Guillermo Rodríguez Curiel, integrante de Lavida.

Ante el avance de las mineras en Veracruz, el 10 de octubre habrá una manifestación en la capital veracruzana, en dónde las poblaciones se declararán abiertamente en contra de la minería tóxica, convencidos de que la mayor riqueza de las montañas es su biodiversidad, su acervo de recursos naturales, su gente y el enorme legado que los pueblos originarios dejaron a las sociedades actuales.

Rodríguez Curiel recordó que en la zona centro, en los municipios de Actopan y Alto Lucero, a escasos 3 kilómetros de la Central Nucleoeléctrica de Laguna Verde, una empresa canadiense-mexicana pretende desarrollar un proyecto minero a cielo abierto para la explotación de un yacimiento de oro conocido como "Caballo Blanco", hoy denominado "El Cobre" y "La Paila", cuya fase de exploración está por concluir.

El área de influencia de esta mina es particularmente importante por su gran diversidad biológica y ecosistémica, su riqueza cultural y arqueológica, así como su topografía de montañas, playas y planicies que son sustento de la economía de muchas comunidades campesinas que allí habitan.

Una de las razones del no a las minas es que la ambición por el oro hace que no se tenga el más mínimo respeto por los territorios, montañas, ríos, lagunas y comunidades enteras.

También en las actividades mineras hay un altísimo consumo de agua, lo que provoca su disminución o agotamiento en la superficie o en aguas subterráneas, limitando su distribución para uso humano.

Además hay despojo sistemático de tierras y la destrucción de economías regionales, lo que motiva la desintegración comunitaria ya que comunidades enteras son desplazadas de sus lugares de origen, arrebatándoles sus tierras, sus ríos y sus lugares sagrados.

Asimismo existen divisiones internas en las comunidades provocadas por las empresas con los campesinos, las empresas buscan cooptar a actores clave para la realización de los proyectos sin beneficiar a la mayoría de la población. Esto hace que se fomente el odio entre las familias campesinas.

Incremento "marginal" del 3.6 por ciento para el campo

En conferencia de prensa, Moisés Reyes Fausto, Luis Videgaray, Verónica Carrillo y Javier López, informaron que el paquete económico presentado por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) contempla para el año 2021 un Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación por un monto de 6.25 billones de pesos, de los cuales se contemplan 334 mil 875 millones de pesos para el Presupuesto Especial Concurrente para el Desarrollo Rural.

Sin embargo, el recurso para la secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) ha disminuido de 72 mil 125 millones 300 mil pesos a 47 mil 576 millones 900 mil pesos, en los años 2018 al 2020.

En este marco, para el año 2021, la SHCP planea un presupuesto de 49 mil 291 millones 600 mil pesos para el campo, esto es un incremento "marginal" del 3.6 por ciento, lo que no representa un combate frontal a la pobreza mediante el fortalecimiento y desarrollo de la capacidad productiva de las regiones rurales, señalaron.

Este presupuesto "raquítico" para el campo, proyecta un incremento del 8 por ciento a las importaciones de granos básicos ante la reducción de producción de maíz, frijol y arroz.

También el presupuesto 2021 cancela recursos a los programas de apicultura, así como los Fondos de Contingencia para el sector avícola y porcícola, los proyectos estratégicos con valor agregado, los de Desarrollo Rural, los de vinculación productiva.

Para el año siguiente también desaparecerán los programas de apoyo a estrategias para las cadenas productivas, sustentabilidad pecuaria, así como los de financiamiento y aseguramiento del sector rural.

Las organizaciones integrantes del Movimiento Campesino "El Campo es de Todos" consideran que la estrategia "es equivocada" y va en sentido contrario a la necesidad urgente de recuperar la capacidad productiva en México y Veracruz.

Luis Videgaray acusó que el problema con los diputados y diputadas federales, es que al momento de aprobar la propuesta de presupuesto, asumen que representan al presidente Andrés Manuel López Obrador, y no a sus electores, o al pueblo campesino.

"Les dan línea y terminan votando en otro sentido. El problema es que los diputados votan por cosas diferentes a lo que se habían comprometido. Por ejemplo este año no hubo un peso para acuacultura y ganadería, y no hubo asesores técnicos", finalizó.