Sociedad y Justicia

Legítimo, el reclamo de grupo feminista en oficina de CNDH: Luz María Reyes

septiembre 15, 2020

Orizaba, Ver.- Luz María Reyes Huerta, abogada feminista, defendió la legitimidad de la toma de las instalaciones de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en la Ciudad de México, basándose en la ola de violencia de género que prevalece en el país, y la impunidad de los agresores. Además, advirtió que el hartazgo cada vez es mayor, y anticipa que no sería raro que hubiera más manifestaciones de rechazo por la segregación en contra de ellas.

"El reclamo de las compañeras feministas en la Ciudad de México es legítimo, ese movimiento demuestra el hartazgo que se tiene de las instituciones, que se supone deberían atender la violencia, y la CNDH, las respectivas comisiones estatales, las fiscalías... no están dando los resultados que se necesitan, ante una violencia feminicida que crece día a día".

Al aumento de la violencia de género, "se le debe sumar la impunidad con la que se actúa en contra de los responsables de la violencia feminicida. Los datos que tenemos nos indican que solo 5 por ciento de los delitos de violencia en contra de las mujeres, son llevados a proceso, lo que significa 95 por ciento de impunidad, entonces es obvio que estamos hartas de toda esta situación, de toda esta simulación que durante años se ha hecho.

"Si bien es cierto que esto no sólo es responsabilidad de Andrés Manuel, también lo es, porque no hemos visto un avance significativo en dos años de gestión que tiene su administración, no vemos que las agresiones disminuyan e incluso se siguen reduciendo los recursos para atender esta problemática; las fiscalías siguen simulando atender una problemática grave, pero no vemos que se judicialicen", acusa.

Este escenario "ha empeorado con la pandemia: en las fiscalías solo hay una guardia que recibe las denuncias, pero pues ahí se van a quedar paradas, porque tampoco están trabajando, solamente señalan audiencias con detenidos, pero las demás carpetas, están ahí, paradas", subraya.

"Como en su momento diría el propio Andrés Manuel, al diablo con sus instituciones, porque finalmente no nos están sirviendo de nada y lo que están haciendo las mujeres es parte de ese hartazgo, ese al diablo con las instituciones que no nos sirven, pero estamos organizando precisamente algunas acciones el 28 de septiembre y por supuesto que dentro de las exigencias de un alto a las agresiones contras las mujeres".

Las Comisiones de los Derechos Humanos, tanto nacional como estatal, "se limitan a que no sea más allá de la recomendación, pues no hay nada más y ninguna institución hace algo para que procure justicia, que esté a favor de las víctimas, realmente no están haciendo mucho.

"Lo que se vive con la Comisión Nacional y Estatal de los Derechos Humanos es un panorama que nos deja en claro que el actuar de ninguna institución es efectivo y real; es urgente replantear el trabajo de estos organismos. Siempre he pensado que los distintos gobiernos han sido muy listos en cuanto a desarticular a las organizaciones civiles; de alguna manera se empezó como una exigencia de la de la sociedad civil, pues los primeros comités de derechos humanos fueron ciudadanos, no eran una institución de gobierno, pero con el afán de desarticular, de quitarnos banderas, ahora dependen del mismo gobierno. Los distintos titulares de ese organismo son gente cercana al gobierno, que obviamente van a proteger los intereses de quien los puso ahí, y se ha convertido en un gran elefante blanco que realmente no cumple su función; yo creo que hay que pensar también en los ciudadanos, tenemos que apropiarnos nuevamente de esas instituciones", finalizó.