Política

En Veracruz, familiares de desaparecidos se dicen engañados gobierno tras gobierno

agosto 31, 2020

Las fotos de sus familiares desaparecidos frente a ellas, frente a ellos. La tristeza que los acompaña se dibuja detrás del cubrebocas que llevan debido a la pandemia, la frustración es fuerte ante el engaño de los gobiernos que dicen trabajar con las víctimas y no lo hacen, por ello también pidieron que los ex gobernantes se les juzgue por delitos de lesa humanidad . Mientras las lágrimas se asoman en las familias de los cinco desaparecidos que hace un mes no saben nada de sus hijos. Pero todos exigen justicia y acusan que la Fiscalía General del Estado bajo la titularidad de Verónica Hernández Giadáns, no hace las investigaciones, continúan las mismas acciones de la administración de Javier Duarte, en donde se da descrédito a las víctimas.

Al reverso de cada una de las fotografías había un mensaje: "En cada joven que encuentro… encuentro un pedacito de mi hijo Pablo. Tu mami". "Charly, por tu juventud, tus sueños y tu sonrisa hermosa, no dejaré de luchar y buscarte hasta encontrarte, tu mami", "Hija hermosa, te extrañamos tanto que el dolor cada día nos va robando la vida, sin embargo mi amor de madre es tan grande que me da las fuerzas para caminar por el mundo hasta encontrarte".

La búsqueda para algunas madres lleva años, como es el caso de María Antonieta Muñoz Roa que busca desde hace nueve años a su hijo Guillermo Muñoz Roa. Con todo el desgaste emocional tengo la esperanza de encontrarlo –dijo– y es frustrante lo que han hecho gobierno tras gobierno, de decir que trabajan con las víctimas y no trabajen, que solo usen el dolor de las familias, pero a pesar que se han avanzado en la homologación de protocolos de búsqueda a nivel federal, lamentablemente la Fiscalía no acepta ese protocolo y para nosotros es importante que se avance porque sin líneas de investigación no vamos a lograr nada.

El 2 de julio desapareció Iván Aurelio Aguilar Villa, quien se encontraba junto con otros cuatro jóvenes en la cervecería Michelukas, ubicada en la congregación Palo Gacho, municipio de Emiliano Zapata. Ahí estaban conviviendo Cedrik Abdiel Ramírez Aguilar, de 19 años; Mario Figueroa Domínguez, de 32 años de edad, Iván Aurelio Aguilar Villa, de 26 años; Iván de Jesús Sosa Lagunes de 32 años, y Marco Javier Reyes con edad de 30 años, y de ahí, gente armada se los llevó, ellos andaban en un taxi que ya fue localizado si llantas en Chichicaxtle, pero de los cinco no se sabe nada. "Mi hijo no era malo, tenía su trabajo y un hijo que le espera", sostuvo su mamá.