Política

Los Fieles operaron desapariciones durante Operativo Blindaje: ONG

agosto 29, 2020

Durante el Operativo Blindaje Coatzacoalcos, el grupo de Los Fieles fue el responsable de desapariciones, dentro de las operaciones llevadas a cabo por el grupo de Los Fieles se cuentan desapariciones forzadas y torturas. Utilizaban la academia de policía El Lencero, ubicada en el municipio de Emiliano Zapata, para detener, interrogar, torturar y ocultar a sus víctimas, señala el Informe preliminar: análisis de contexto de las desapariciones forzadas ocurridas en el marco del Operativo Blindaje Coatzacoalcos, realizado por el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, A. C.

Incluso, la Comisión Nacional de Derechos Humanos ha mencionado esta ubicación dentro de recomendaciones, al conocer que las coordenadas de la señal de celular de una persona desaparecida correspondían a dicha Academia de Policía.

Al director de la Fuerza Civil se le conoce por la creación del grupo especial denominado Los Fieles. Existen diversos testimonios que aseguran que el subsecretario de operaciones, el director de la Fuerza Civil y el director de operaciones de la SSP arribaron a la ciudad durante la implementación del Operativo Blindaje Coatzacoalcos, en mayo y septiembre de 2015, con la intención de coordinar el operativo y que iban acompañados de elementos que pertenecían a dicho grupo de Los Fieles.

Dentro de las actividades delictivas que ejercieron durante el periodo de mandato de Javier Duarte las autoridades del estado de Veracruz adscritas a la seguridad, surgió el denominado grupo de Los Fieles, una especie de cuerpo paramilitar conformado por elementos de seguridad activos que actuaban al margen de sus funciones y ex militares preparados como un grupo especial.

Este grupo de élite recibía órdenes directas de altos mandos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado. Se señala directamente a Arturo Bermúdez Zurita, secretario de la SSP, y a Nabor Nava Holguín, subsecretario de la misma dependencia durante el gobierno de Javier Duarte.

El informe señala que una nota de prensa relata que cuando se daba la instrucción O-16 esta era "la clave al interior de la Secretaría de Seguridad Pública que significa ‘orden superior’ y que es irrefutable para cualquier policía subordinado, es la instrucción de la más alta esfera al interior de la policía, la palabra de Bermúdez Zurita". Bajo esta orden, acompañada del mensaje "llevar al detenido al punto correspondiente" las personas detenidas eran entregadas a Los Fieles y trasladadas a El Lencero.

La manera de operar es relatada a partir de la conformación de dos grupos de operación, el primero denominado Fuerza de Reacción que "se encargaba de localizar a los sospechosos, detenerlos y obtener la mayor información posible mediante la tortura y el abuso sexual", este grupo al parecer estaba conformado por elementos de seguridad activos. El segundo intervenía de acuerdo con las órdenes directas de los cargos directivos de la SSP, a este se le denomina Fuerza Especial "formado por ex militares, un destacamento de élite nunca reconocido oficialmente y dotado con las mejores armas y vehículos. Este segundo grupo recibía a las víctimas y las trasladaba a la Academia de Policías, donde continuaban las torturas hasta que, finalmente, desaparecían los cuerpos".

Diferentes noticias y testimonios señalan a Los Fieles de ser el brazo armado que operó y llevó a cabo las desapariciones en diferentes regiones de Veracruz, incluido el municipio de Coatzacoalcos. Su actuar como grupo paramilitar, a partir de un vínculo directo con las autoridades superiores en materia de seguridad –de quienes recibía las órdenes de operación–, permitió su actuación con la anuencia y colaboración de los cuerpos de seguridad oficiales en el estado.