Política

Transgénicos no fortalecerán la seguridad ni la soberanía alimentaria: académicos

agosto 29, 2020

Ciudad de México. Si se implanta el uso de transgénicos en la agricultura, no hay un futuro para la seguridad y la soberanía alimentaria en naciones megadiversas como México, Colombia y Perú, de acuerdo con académicos.

Tras un cuarto de siglo del uso de esta tecnología en países como Argentina y Brasil, los transgénicos no han cumplido sus promesas y se ha constatado que no representan una ventaja para generar mejores alimentos, de acuerdo con Alma Piñeyro, de la Universidad Autónoma Metropolitana, de México; Eduardo Zegarra, del Grupo de Análisis para el Desarrollo, de Perú, y Laura Gutiérrez, de la Pontificia Universidad Javeriana, de Colombia.

Ayer, en el conversatorio Transgénicos, biodiversidad y seguridad alimentaria: perspectivas en América Latina, plantearon que lo urgente es innovar en tecnología agroalimentaria, "porque si bien los productos transgénicos no son una opción, tampoco podemos quedarnos con lo que han desarrollado los campesinos hasta ahora".

Piñeyro, integrante de la Unión de Científicos Comprometidos con la Sociedad, señaló que se ha visto que esta tecnología que homogeniza el campo no beneficia a las poblaciones de los lugares donde se instala, sino sólo a algunos actores privados.

Crece despojo en la región

"Lo que estamos viendo es que en naciones como Argentina y Brasil, donde se ha implantado agresivamente la tecnología transgénica, no aumentaron ni la seguridad ni la soberanía alimentarias. Lo que creció fue el despojo a los pequeños productores y los problemas de salud ambiental".

Opinó que se requiere innovar en la tecnología agroalimentaria. "No podemos quedarnos con lo que los campesinos han hecho hasta el día de hoy, seleccionando por siglos las semillas. En esto no hemos innovado en los años recientes".

Eduardo Zegarra planteó que "no hay un futuro viable para un país como Perú que esté relacionado a los cultivos transgénicos. Toda la tecnología transgénica con sus grandes promesas, que están demostrando ser falsas, no representan una ventaja para generar mejores alimentos, más nutritivos, diversos, ni para alimentar a nuestra población y al mundo, sino todo lo contrario".

Laura Gutiérrez, en tanto, sostuvo que "en países como Colombia, Perú o México, increíblemente biodiversos, que tienen una enorme variedad de semillas nativas, los transgénicos no son aceptables. Al contrario, debemos proteger y potenciar la diversidad agrícola que tenemos".