Política

Cancela Sener contratos con particulares y regula la importación de combustibles

agosto 28, 2020

La Secretaría de Energía (Sener) está regulando las importaciones de gasolina y gas que fueron entregados a particulares en sexenio anteriores, los convenios están por encima de los consumos nacionales, por eso se han cancelado contratos y buscado cómo vender los excedentes al extranjero; en Coatzacoalcos y Salina Cruz, las empresas nacionales van a construir infraestructura para poder comercializarlos en otros mercados.

En entrevista, Rocío Nahle García, titular de la dependencia, dio a conocer que durante los dos primeros años de este gobierno federal se ha tratado de lograr un balance energético, controlando los convenios de importación que se entregaron con la reforma energética, los cuales constituyen una carga para Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

Explicó que el sector energético se abrió "sin ton ni son" y ha afectado el patrimonio nacional, por lo que ahora se busca cancelar los convenios con empresas que fueron beneficiadas y, en algunos casos, redistribuir el producto y vender los excedentes.

En el caso de las gasolinas, indicó que, al inicio de la nueva administración, México traía una importación del 75 por ciento de las gasolinas y por eso se están reactivando las refinerías para bajar la dependencia de los refinados como son la gasolina, diésel y turbosina.

Además, señaló que tenían varios permisos de operación de particulares que hacían las importaciones y otras que tenían expendios pero no lo estaban utilizando, por eso se han cancelado muchos contratos.

"Tenemos que cuidar las importaciones porque llegó un momento que estábamos inundados de gasolina en el país y teníamos 70 barcos varados, tanto en el Golfo como el Pacífico, esperando descargar combustibles, no teníamos dónde descargar, las gasolineras estaban llenas, las terminales de combustibles estaban llenas, no había movilidad porque estábamos en casa".

En el caso de la electricidad, el daño ha sido mayor, pues refirió que en los picos de mayor consumo, la industria y la población consumen 50 mil mega watts, sin embargo, la Comisión Reguladora de Energía (CRE) dio permisos a 132 mil megawatts, más del doble.

"En el gobierno anterior nos dejaron a la CFE con contratos de compra de gas con Estados Unidos, todos los días importa una gran cantidad de gas etano y estamos viendo cómo venderlo ahí mismo".

La secretaria de Energía confirmó que la CFE está buscando dar salida a todo el gas excedente para suministrar a las instalaciones de Pemex y todas las empresas establecidas en el Istmo de Tehuantepec y el sur del país.

En la parte norte del estado de Veracruz, CFE va a construir dos compresoras en Lerdo de Tejada y Tecolutla, con lo cual se van a distribuir gas excedente a Coatzacoalcos y Mérida; en Tuxpan van a hacer una sub estación de ciclo combinado.

Nahle García indicó que en el Istmo de Tehuantepec se van a construir ductos de gas desde Coatzacoalcos y Salina Cruz, para sustentar 10 campos industriales, los cuales se van a desarrollar bajo el amparo del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec.

Comentó que el Presidente pidió que se instalara una planta de licuefacción de gas para que se puedan exportar los excedentes y tener convenios con empresas privadas de todo el sureste, mientras que, en las instalaciones del Complejo Petroquímico Pajaritos, se va a construir una nueva terminal de gas.

"Estamos trabajando para que el gas que está importando la CFE llegue a Coatzacoalcos, Salina Cruz, Tabasco y península de Yucatán, es mucho volumen. La CFE ya abrió una nueva línea de negocio de venta de gas para Pemex y privados".

Inversión en refinerías

En el marco de la Supervisión de la Rehabilitación del Sistema Nacional de Refinación se dio a conocer que en las seis refinerías se han invertido 12 mil 500 millones de pesos, lo mismo que en 2019.

En el caso de la refinería de Veracruz, en los últimos dos años se destinaron más de 3 mil 600 millones de pesos en la de Minatitlán.

Rocío Nahle García detalló que en el caso de la Refinería General Lázaro Cárdenas del Río, asentada en Minatitlán, durante 2019 se autorizó una inversión de mil 800 millones de pesos y para este año son mil 861 millones de pesos.

De las seis refinerías es la de Minatitlán en la que menos ajustes se hicieron, ya que había enfrentado una reconfiguración en la administración de Felipe Calderón y la mayor inversión se destinó a las de Cadereyta, Tula y Salina Cruz, ante la falta de mantenimiento que se les proporcionó en las anteriores administraciones.