Concesión de la API de Coatzacoalcos también es por 50 años; finaliza en 2044
agosto 22, 2020 |

Coatzacoalcos, Ver.- La concesión otorgada a la Administración Portuaria Integral (API) de Coatzacoalcos vence dentro de 24 años (el 26 de junio del 2044) según consta en documentos de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT). Sin embargo, existen 14 causales para su revocación que van desde no contar con pólizas de seguros por daños a terceros vigentes hasta ceder derechos a gobiernos extranjeros.

Respecto del anuncio del presidente Andrés Manuel López Obrador para dar marcha atrás a la concesión de la Administración Portuaria Integral de Veracruz (Apiver) se encontró que en el caso de Coatzacoalcos este mecanismo está vigente desde el 26 de julio de 1994. Fue por un plazo de 50 años pero puede darse por concluida antes.

"Para la Administración Portuaria Integral de Coatzacoalcos mediante: el uso, aprovechamiento y explotación de los bienes del dominio público de la Federación que integran el recinto portuario de Coatzacoalcos; de las obras e instalaciones del gobierno federal ubicadas en el recinto portuario; la construcción de obras, terminales, marinas e instalaciones portuarias en el recinto y la prestación de los servicios portuarios", señala el objeto de la concesión.

El título de concesión del que se tiene copia consta de 32 hojas y establece que fue otorgado por el entonces titular de la SCT, el priísta Emilio Gamboa Patrón, al contador público Enrique García Picazo.

La concesionaria fue constituida como una sociedad anónima de capital variable, es decir, una empresa pero de participación estatal mayoritaria dada de alta en el Registro Público del Comercio. Del 100 por ciento de las acciones, 99.8 por ciento pertenece al gobierno federal y 0.2 por ciento al Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras).

Por decreto presidencial publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) el 6 de abril de 1973 se determinó el área del recinto portuario de Coatzacoalcos, el cual se amplió el 26 de octubre de 1988.

La SCT otorgó concesiones, permisos y autorizaciones para el uso, aprovechamiento y explotación de algunas áreas para la prestación de servicios en el recinto portuario.

Causas para revocar la concesión

La cláusula trigésimo octava enumera 14 supuestos para revocar la concesión de API Coatza.

La primera sería por no cumplir con el objeto, obligaciones o condiciones de la concesión en los términos establecidos en ella.

En segundo lugar sería por no ejercer los derechos conferidos en la concesión durante un lapso no mayor a seis meses.

También por interrumpir la operación o servicios al público, total o parcialmente sin causa justificada; por no cubrir las indemnizaciones por daños que se originen con motivo de la prestación de los servicios; por ejecutar actos que impidan o tiendan a impedir la actuación de otros operadores, prestadores de servicios o permisionarios que tengan derecho a ello o por ceder, transferir la concesión o los derechos en ella conferidos sin autorización de la SCT.

Otra hipótesis es la de ceder, hipotecar, gravar o transferir la concesión, los derechos en ella conferidos o los bienes afectados a la misma a algún gobierno o Estado extranjero o admitir a estos como socios de la concesionaria.

Por no conservar y mantener debidamente los bienes concesionados, por modificar o alterar sustancialmente la naturaleza o condiciones de las obras o servicios sin autorización; por no cubrir al gobierno federal la contraprestación; por no otorgar o mantener en vigor las pólizas de seguros de daños a terceros; por incumplir con las obligaciones señaladas y hacerlo de manera reiterada con cualquiera de las obligaciones o condiciones establecidas en la ley o sus reglamentos.

Puerto de Coatzacoalcos, el segundo más importante

En su sitio de Internet, API-Coatza presume que es el segundo puerto más importante en movimiento de carga en el país con casi 30 millones de toneladas al año.

Está integrado por dos recintos portuarios: el de Coatzacoalcos, donde hay 11 posiciones de atraque, ocho bodegas, 14 terminales privadas y cuatro empresas dedicadas a operaciones intermodales, y el recinto portuario Pajaritos, que cuenta con 18 posiciones de atraque operadas por tres empresas ahí instaladas.

Por el puerto se mueve azufre, melaza, fertilizantes, químicos, graneles agrícolas y minerales.

También el petróleo y sus derivados a través de la terminal marítima de Pajaritos, que si bien está fuera del recinto portuario genera ingresos por los derechos del puerto que atracan en dicha terminal. También hay instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex) para el manejo de azufre en el puerto de Coatzacoalcos.

También hay oficinas del Instituto Nacional de Migración (INM), una aduana, la Capitanía de Puerto, entre otras dependencias.

Entre las empresas asentadas en el puerto de Coatzacoalcos se encuentran Smart Pass (que recientemente construyó una terminal de etano), Celanese, Vopak, Multiver, Oleosur, Innophos, Oxiteno y Pemex.

Las compañías han hecho inversiones millonarias durante los últimos años lo que se ha traducido en la generación de empleos y es un motor importante para la economía de la ciudad así como de la zona sur.

Aunado a lo anterior se destinan cientos de millones de pesos en la ampliación del puerto como parte del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT). El avance de las obras es superior a 70 por ciento y se espera estén listas antes de que termine el año.

Las fotos del día