Política

Pese a orden de la SEV, insisten escuelas en cobrar diversas cuotas "voluntarias"

agosto 13, 2020

Autoridades educativas de Córdoba pasan por alto las instrucciones emitidas por el titular de la Secretaría de Educación en Veracruz (SEV), Zenyazen Escobar, quien rechazó la validez del cobro de cuotas escolares.

Hace unos días, el funcionario pidió que no se cobren las cuotas, ya que las necesidades de los planteles disminuirán al no haber clases presenciales. A pesar de ello, en redes sociales comienzan a surgir quejas de padres de familia, como es el caso de los de la Escuela Secundaria General número 3, que ha usado uno de los comercios cercanos para anunciar sus cuotas y además solicitan el pago de 300 pesos por estudiante para el mantenimiento de la escuela.

Asimismo, surgió la queja en contra del jardín de niños Federico Froebel: padres de familia señalan que el director del plantel está exigiendo las cuotas de inscripción, así como la compra del uniforme aún cuando no los utilizarán, a lo que se suma el pago de la lista de útiles que el propio colegio vende.

De acuerdo con los inconformes, el uniforme tiene un costo de mil 800 pesos para las niñas y mil 600 pesos para los niños, "costos elevados para algo que no se va a utilizar", reclamaron en redes sociales los padres molestos.

Se quejan padres de familia

de cuotas "voluntarias"

En todo el estado de Veracruz, a pesar que para una gran parte de familias han visto complicada su situación económica debido a la pandemia del covid-19 y que las clases del nuevo ciclo escolar, escuelas de nivel básico y medio, a través de las asociaciones de padres de familia han empezado a cobrar las cuotas "voluntarias" y que se contempla el recibo del pago de la misma dentro de los requisitos para inscribirse.

El periodo de inscripciones que inició el 6 de agosto y terminará hasta el 11 de septiembre, ha generado angustia en padres de familia, porque "las cuotas se están cobrando y son obligatorias, no es como se dice que no iban a cobrar, es difícil porque ahora no tenemos trabajo", acusó la señora Sara Ortiz, quien intentó inscribir a su hijo que entraría al nivel secundaria y no lo pudo hacer porque no contaba con recursos para pagar la cuota.

Las cuotas "voluntarias", van desde los 300 a los mil 800 pesos, y algunas escuelas como la Secundaria Técnica número 3 anunció que la Asociación de Padres de familia conscientes del grave impacto que ha provocado la pandemia en la economía, pospuso la recepción de cuotas voluntarias para el mantenimiento y equipamiento de la escuela.

La Escuela Primaria Lilia Aurora Montalbán de Gómez, ubicada en Geo Villas Los Pinos 1, en el Puerto de Veracruz está exigiendo el pago voluntario o de recuperación, por ello, ayer padres de familia protestaron para denunciar que la sociedad de padres condiciona la inscripción de los menores con que paguen las cuotas escolares de 800 pesos.

Los padres de familia de esta escuela se manifestaron en contra de que se les exija el pago de una cuota de inscripción a pesar de la pandemia por covid-19.

"La sociedad de padres nos exigió cubrir la cuota de inscripción o cuota voluntaria como ellos le llaman: esto es: 850 de inscripción, 50 de faena, 100 de exámenes y 400 pesos de clases de danza de un maestro particular que viene a la escuela", explicó Alejandro San Juan, padre de familia de la escuela.

Señalaron que la Secretaría de Educación ya había determinado que esta cuota por el momento no se cobraría: "Han pasado por alto a las autoridades, a pesar de que emitieron un comunicado de que no se iban a cubrir ahorita ningún tipo de pago o aportación voluntaria hasta regreso a clases presenciales (...) la tesorera ejerce el cargo desde 2015 y es hora de que se retire", comentó.

Por todo lo anterior, los padres de familia exigen que se reestructure la mesa directiva.

"¿Por qué cuidan tanto el puesto de tesorera? ¿Qué intereses hay?", cuestionó.

Señalaron que la tesorera argumenta que busca permanecer en el cargo por la construcción de tres salones, de los cuales dos fueron construidos con dinero de la Sociedad de Padres de Familia, sin embargo, los quejosos señalaron que la escuela es de tierra, hay áreas que están llenas de pasto y ramas, y realmente no se ha invertido en la ella.

Más notas de Celia Díaz García, Norma Trujillo Báez y Roxana Aguirre