Política

FALANGES: Déficit de energía solar y geopolítica: hacia una cosmovisión de la política y del Estado

agosto 10, 2020

¿Cuál es la relación entre el déficit de energía solar y la geopolítica? El comportamiento del planeta depende de varios factores uno de ellos es la energía solar. El Dr. Víctor Manuel Velasco Herrera, investigador del Instituto de Geofísica, UNAM, en "El Déficit de la Energía Solar y los Escenarios Futuros de Pandemias en el Siglo XXI", señala que: "Cada 120 años ocurre un superávit o déficit solar que dicta la actividad de la vida, así como la ocurrencia de pandemias."

Un excedente solar coincide con la paz, el desarrollo de ciencias y artes, con el renacimiento; y con el despliegue tecnológico de la segunda mitad del siglo XX. "Si el astro envía menos energía, hay menos comida en cantidad y calidad y, en consecuencia, la salud de la humanidad se deteriora, además hay sequías, hambrunas y conflictos bélicos, como las guerras mundiales y las revoluciones sociales."

"...durante el siglo VI, hubo un mínimo de actividad solar llamado "Mínimo medieval", ...se registró uno de los primeros brotes de la peste bubónica. A comienzos del siglo XIV, la peste negra mató a varios millones de europeos. ...el periodo de baja actividad solar (es) conocido como "Mínimo de Wolf".

A principios del siglo XVI, durante el "Mínimo de Sporer", la viruela traída por los españoles acabó con gran parte de la población en México y Perú.

"En el "Mínimo de Dalton", hubo varios brotes de cólera entre 1816 a 1823. En la última baja actividad solar hubo tres pandemias. La primera en 1918 y 1919 (gripe española), la segunda en 1958-1959 (gripe asiática) y la última, en 1968 y 1969 (gripe de Hong Kong)."

Señala Velasco Herrera: "...las pandemias ocurren entre otros factores, por una merma energética solar que ocasionan una mala alimentación..." También hay sequias, incendios forestales que contaminan el ambiente.

"Una nueva etapa de baja actividad solar empezó a principios del siglo XXI que han sido confirmados por los datos satelitales y está deficiencia solar se prolongará a lo largo de casi todo el siglo XXI y tendrá repercusiones globales."

"Desafortunadamente, COVID-19 no será la única pandemia del siglo XXI. Habrá otras y quizás sean más letales." El covid-19 muestra la mala calidad de vida de la mayoría los humanos, la contaminación, la mala alimentación, la carencia de los servicios médicos públicos. Hoy estamos frente a una guerra multidimensional entre los integrantes de la tripolaridad (Rusia, China y EEUU).

El déficit de energía solar, aunado a los efectos de la polución, producto de la actividad industrial y de los megaincendios forestales en Brasil, EEUU, Rusia, Australia, España, Portugal... generan una menor captación de energía por parte de todas las estructuras biológicas.

La condición deficitaria de la energía solar es una factor geofísico que incide en la generación de virus y bacterias, en menor producción y calidad de alimentos, es un círculo viciosos; debilita los sistema inmunitarios y propicia enfermedades que a la postre son enfermedades, epidemias, pandemias. Sus implicaciones en los Estados es su punto de conexión geopolítico, que se evidencia en la condición sanitaria del COVID-19, siendo de orden global.

Hay la aparición de enfermedades como el dengue en lugares donde ya estaba erradicado. En Italia, antes la oleada de covid-19, se experimentó una de malaria; en México el dengue va en aumento y se asocia con el factor solar y se detona por la falta de previsión de los Estados y sus gobiernos.

El déficit de energía solar afecta a toda la cadena alimenticia, genera problemas asociados al agua e incendios forestales, la industria, la producción de alimentos y a toda actividad humana. Es factible una contracción en la producción de alimentos aunado a la desruralización de la vida y falta de producción citadina de alimentos. Esto es un problema de seguridad nacional e internacional. China y Rusia han tomado medidas preventivas, ¿y México?

Los Estados, ante el panorama de pandemias, tendrán medidas más restrictivas para el traslado y viajes de personas, cuestión que está ocurriendo. Las migraciones irregulares se verán como focos de contagio. En los cruces fronterizos, las rutas de migración, los aeropuertos, los puertos habrá más medidas más sanitarias y escrupulosas. Será visto como un tema de seguridad nacional. Será más severo el delito de "peligro de contagio" no será extraño que lo asuman como el terrorismo en casos de caravanas migrantes.

Es obvio que el modelo neoliberal tiene un clavo más en su ataúd. El marco neonacional dará mayor peso al Estado sobre el mercado. El libre comercio tiene una restricción sanitaria de nueva generación.

Aunque Rusia ya tiene la vacuna contra el covid-19 y está por compartirla con el Mundo, pero de poco sirve un vacunar y curar, si el entorno está con condiciones geofísicas de deficitaria de energía solar, hay polución, la propagación de virus está en aumento y hay preludio de otros.

La OMS señaló que la población mundial terminará por contraer el covid-19, con ello llegará la inmunidad de rebaño con sus efectos colaterales. El problema no está en los virus, está en la condición inmunitaria, en la falta de estilos saludables y en condiciones de pobreza alimentaria.

En México la mitad de la población está en pobreza, mueren 40 mil personas al año con consecuencias asociadas a los abusos de refrescos, ya publicado por el portal ruso Sputnik. El INEGI señaló que en 2019 las tres principales causas de muerte fueron: enfermedades del corazón (149 368, 20.7%), diabetes mellitus (101 257, 14%) y tumores malignos (85 754, 11.9%).

El país sigue en omisión, aunque en Oaxaca se prohibió la venta de comida chatarra a niños; en Veracruz, por ley, la educación física es obligatoria desde el preescolar con media hora diaria a la semana y de primaria a bachillerato con una hora diaria, la chatarra está prohibida en las escuelas mexicanas, pero esto es letra muerta e incumplimiento de un deber legal; es una flagrante falta de salud prevetiva.

La cuarentena, en el siglo XXI, como solución a las pandemias es primitiva e inútil, se requiere ciencia y tecnología de punta, como señala Velasco Herrera: "Deberíamos pensar en la medicina del futuro, por ejemplo, usando nanopartículas programadas con inteligencia artificial", recurrir a enfoques tanto preventivo como reactivo frente al escenario sanitario actual y venidero. ¿Lo entienden las escuelas de medicina?, ¿lo comprenden los políticos?

Hasta ahora, frente al covid-19, la caída de la unipolaridad de EEUU, el fracaso y muerte de la globalización neoliberal, el surgimiento de la tripolaridad y la recomposición de las regional económicas/políticas, se invocan con frecuencia criterios económicos, militares y políticos para hacer frente a esta problemática multidimensional, en donde las pandemias son sólo un problema de varios.

La relación entre el déficit de energía solar y la geopolítica remite a los aspectos de seguridad nacional e internacionales que altera toda la estructura del planeta. La política, la geopolítica y el Estado hoy deben ser vistos desde una cosmovisión con aspectos inter y transdisciplinarios. La geofísica no puede estar fuera de la prospectiva y el análisis político.

El reto es la articulación de nueva generación: 1) Una agenda global regionalizada con soporte geofísico y geopolítico multilateral, no neoliberal, en el contexto de la tripolaridad; 2) Políticas sociales, de economía social y de salud pública neonacionales geolocalizadas en la diversidad local y atomizada en la comunidad; y 3) La autoconsciencia y el autocuidado personalísimo en términos de dignidad y exigencia derechos humanos.

Esta articulación se funda en la información, el conocimiento pertinente y operativo, no en el oropel y fraudes en las instituciones de educación superior y pseudo investigadores. Los conocimientos son inter y transdisciplinario empleando métodos de la ciencia de datos, la inteligencia artificial, el pensamiento crítico. Excluyendo las investigaciones disciplinares aislada. En fin, ¿usted qué piensa?...

lmaury_cruz@hotmail.com